26 de noviembre de 2012

¿Qué es lo más raro que has comido?









PD: raro no es necesariamente asqueroso, pero además también puedes responder qué és lo más asqueroso que te has comido.



(¿Cómo coño se pone una imagen al lao de la otra?)

14 comentarios:

  1. Lo más raro en México, unas hormigas, creo que machacadas :-S

    ResponderEliminar
  2. ¿Soy la única que le ve connotación sexual al post?
    :P
    Top.

    ResponderEliminar
  3. Lo mas raro que he comido... las pastillas de avecrem y las pastillicas de canderel... me chiflaban cuando era pequeña... no se como no me salio una ulcera!

    ResponderEliminar
  4. FAIRY, accidentalmente pero un buen trago...

    ResponderEliminar
  5. Yo le sigo pegando muescos a las pastillas de avecrem y chupando el polvo de las sopas de sobre jajaja

    ResponderEliminar
  6. Serpiente. ( y una mariposa que me tragué sin intención montando en bici en una cuesta abajo)...
    Besos.Lenteja

    ResponderEliminar
  7. De pequeña comía la parte blanca de la flor que has puesto!
    Y cuy, o lo que es lo mismo, cobaya.

    ResponderEliminar

  8. Yo en mi tierna infancia me hartaba de hormigas y pienso de mis perras, además tuve algún que otro coqueteo con la plastilina y las tizas del cole.

    Ahora ya más mayor la verdad es que yo también le veo cierta connotación sexual al post...
    ;-P

    Granadina

    ResponderEliminar
  9. Pulparindo.... una cosa muy rara, me lo enseñó un amigo. Se puede conseguir en el Mercat de la Boqueria, creo!! Qué bueno las flores azules..... todos de pequeños en el recreo hemos comido alguna vez xDDDD

    (no se puede)

    ResponderEliminar
  10. Champú de menta, una experiencia refrescante. Y a parte de eso... un coño.

    ResponderEliminar
  11. de esas fotos la goma milan,pero no he sido de llevarme a la boca cosas raras

    ResponderEliminar
  12. utopia, por raro o por asqueroso? xD

    ResponderEliminar
  13. Una mosca, creo. Me la comí montada en un cacharro al que le íbamos dando vueltas corriendo alrededor y luego saltabas para montarte y seguir dando vueltas. Era la estrella de la zona de juegos del campo al que iba de pequeña. Iba riéndome o a hablar y zas, me la comí sin más.

    Las ancas de rana también las he comido, en Don Benito, pero ya no creo que se consideren algo raro.

    Y el tapón de la parte trasera de un boli bic, que creía que se me había quedado "en el pecho" atravesao. xD

    Mi hermano se comió un globo de esos pequeños típicos de llenarlos de agua, mi madre aseguraba que había X globos y nosotros que no, que había X-1. Y al final apareció en el pañal del niño en la caca. xDDD

    ResponderEliminar