1 de septiembre de 2018

Chute de endorfinas y oxitocina

De vuelta de vacaciones, me planteo el nuevo curso como una continuación de los retos que me había planteado.

No alargar más allá de lo necesario estar en mi nuevo trabajo que no resultó tan estupendo como pensaba. Quizá mudarme. Seguir con el crecimiento personal.

Por el momento os contaré que a la primera cita le siguió una segunda, una tercera, una cuarta, una quinta... a pesar del "no quiero pero en el fondo quiero", cogí el toro por los cuernos, me tragué el miedo y seguí conociendo a LaGuapa. Es inevitable hacer el examen mental de requisitos (ella también me lo está haciendo a mí, y de manera más o menos consciente, siempre lo hacemos cuando conocemos a alguien). Y aunque lógicamente haya cosas que me gusten menos que otras, y algunas que me asusten, el principal indicador que la cosa va bien por el momento es que todo es fácil, todo fluye. En la cama encajamos a la perfección, desde la primera noche me atrevería a decir. Total, que nos pasamos el rato follando, comiendo, bebiendo y saliendo.

Me trata como una reina, pero sobretodo, me respeta. Nada de sentirme en estado de alerta todo el rato por si hago algo que le pueda molestar, como me pasaba con EsaChica. WYSIWYG. What You See Is What You Get. Lo que ves es lo que obtienes. He decido mostrarme tal como soy, por primera vez he enseñado algunas mis heridas y me he quitado la armadura. Si te gusta lo tomas, sino, lo dejas. Pero de momento, sigamos drogándonos con todo lo que sale de nuestros cuerpos y mentes.

15 de agosto de 2018

10 años de blog

Escribo este post desde el pasado, porque hoy me marcho de vacaciones y no pienso abrir el blog. Tampoco lo pienso cerrar. Hoy hace 10 años que empecé en la bollosfera (lo cual también significa que hace 10 años SuperEx me dejó), y aunque esto ya no es lo que era, aún me sirve de lugar de encuentro y desahogo. 10 años es mucho tiempo....
Cierta persona siempre decía que el blog se abría para ligar, y una vez se encontraba pareja, la gente lo abandonaba. No es mi caso, si ha habido épocas en las que he escrito menos, sobretodo últimamente, ha sido por exceso de trabajo y llevar cuerpo y mente al límite y sobretodo porque he llevado mis escritos a un ámbito más privado. Ha sido bonito recuperar lápiz y libreta, es bonito volver a leer libros de papel y dejar de lado la frustración de no poder terminar ebooks.

Es imposible hacer una retrospectiva del blog. La verdad es que en 10 años han pasado muchas cosas, aunque siento que en último año y medio mi evolución personal ha sido brutal. He hecho mucho trabajo personal. Suelo echar de menos aquella chica de 20 tantos años, aunque he de reconocer que la sabiduría y experiencia de los casi 40 me hace sentir en un peldaño superior.

Gracias al blog he encontrado buenas amigas, enemigas, gente con la que salir, parejas sentimentales, parejas sexuales y mucho aprendizaje. Me ha ayudado mucho psicológicamente en momentos de perdición.

En 10 años el tono del blog ha pasado de bollodrama a frívolo, a profundo, a obsceno, a reflexivo, a absurdo, a... muchas cosas mezcladas. Por un blog puedes conocer mucho a una persona (más que por un estúpido hilo de Twitter, como los odio) pero también os diré que un blog y lo que se vierte en él no definen a una persona. Afortunadamente soy una persona con muchas facetas.

Animo a las personas que leen y nunca han comentado que lo hagan hoy, aunque solo sea para decir hola.

Sed felices.




























No están todas las que son, pero son todas las que están. Si quieres más #Mujeres, clica

11 de agosto de 2018

Mi primera cita Wapa

Aunque sé que esto de las apps para ligar no es para mí, después de las anteriores instalaciones que no duraron más que 48 horas, por alguna extraña razón (aburrimiento de verano, ganas de un polvo, superseguridad en mí misma, sobredosis de Carrie Bradshaw, porque varias amigas han encontrado ahí a sus parejas, porque a veces me salgo de mi propio camino...) me metí en una página en la que tenía puestas las expectativas muy altas. Resultó ser un fiasco al final (de nuevo: ¿dónde están las bolleras que pongan un poco de esfuerzo, no sé, subir una foto de perfil por lo menos?), pero me enganchó peligrosamente al buscar. Así que me instalé el Tinder, me instalé el okcupid y hasta el POF.

POF: morralla, mucha morralla y un aspecto de web porno
de los años 90 y ads dudosos

De repente me vi en un juego enfermizo de ver y descartar, pasé un par de días de varias horas de enganche frenético de NO-NO-NO-NO-NO-NO-NO-NO-NO-LIKE-NO-NO-NO-NO-NO-LIKE-NO-NO-NO-NO-LIKE-NO-NO-NO. En fin, muy frustrante por varias razones. Ves gente aparentemente maravillosa, ves gente aparentemente miseria humana, un mercadeo muy, no sé.

Soy una bollera demasiado exigente.
Quizá es que okcupid es el paraíso de la no-monogamia

Yo intentaba analizar por qué el 99% de las chicas que había allí no me gustaban. Además, es sorprendente la diferencia de perfiles que hay según la aplicación que uses.

Tinder es el instagram de las apps de ligoteo, aunque a veces
encuentras cosas raras como tías besando calaveras (verídico)

Total, que a pesar de sufrir la misma frustración que he sufrido durante mis enganches a facebook, me volví a instalar la "peor" app de todas, la app que se debería llamar "fea" en lugar de Wapa. Y no porque haya feas, que también las hay, sino porque los perfiles de paisajes, frases de Mr Wonderful o trozos del cuerpo llegan a ser realmente cansinos. No me imagino entrando a un bar con una bolsa en la cabeza en lugar de mi cara, pero bueno, cada una hace lo que quiere con su privacidad.

Fuente

Entre toda la morralla vi a una chica que se parecía peligrosamente a la Presunta2, en un ataque de locura le escribí, me respondió sin faltas de ortografía, coincidíamos en muchas cosas y en menos de 12 horas ya estábamos cara a cara con un cerveza. Aunque este tipo de citas son como una entrevista de trabajo y me sentí en First Dates, la verdad es que todo fue de maravilla, me sentí supercómoda, iba tachando mis requisitos mentales de lo que quiero en una pareja y lo más importante, no tenía nada de lo que NO quiero. La conversación fluía, se hizo tarde y cada una se fue a su casa sin que pasara nada ni hubiera ningún atisbo evidente de coqueteo, pero yo ya tenía el estómago revuelto.

Al día siguiente, de cotilleo con las amigas y racionalmente pensando para mí misma, la cosa estaba clara: hay que seguir conociendo a esta chica. De hecho estuvimos chateando casi todo el día siguiente. Pero por alguna razón también estuve todo el día con dolor nervioso de estómago y alguna hiperventilación ansiosa. Aunque quería volver a verla, físicamente no podía.

No, no es que ya crea que de aquí pueda salir alguna historia, o que me mole de verdad, seamos realistas que ya tenemos una edad.

Es miedo a haberla cagado durante la cita. Analizando cualquier frase o cualquier gesto que pudiera no haberle gustado, por no estar a la altura. 

Es miedo a introducir turbulencias en mi vida ahora que me siento completa. 

Es miedo a volver a salir herida. 

Es miedo a la incertidumbre. 

Es miedo a que mi cuerpo no me responda cuando mi cabeza piensa lo contrario. 


RafaeldeBono

Es miedo a reconocer que, al fin y al cabo, tampoco estoy en un peldaño superior, o con la autoestima a tope de power, o soy tan espectacular en el momento de enfrentarme a la realidad.


6 de agosto de 2018

Pesadillas comunes

Hoy tenía tanto calor que a pesar de tener el ventilador puesto desde que me eché a la cama por allá a las 12, he salido al balcón a intentar dormir a las 2 de la mañana porque no podía más. De los 3,5ºC de dentro de la habitación a los 29,5ºC se notaba bastante, así que he estirado la máximo la tumbona y he intentado echar una cabezada.  Ni dormir bajo la luna, que estaba preciosa, aliviaba mi malestar, sobretodo por el hecho que la perra pasa tanto calor y jadea tanto si se le suma eso a la bronquitis, que cada noche pienso que se muere en cualquier momento.

Total, que mientras estaba en mis ensoñaciones me ha dado por pensar en qué coño hacía yo en el balcón, que a ver si iba a ser sonámbula y me daba por tirarme por el balcón. ¿Justo hoy tenía que ser el primer día que me iba a dar por ser sonámbula?

No habéis sentido esa extraña sensación de saltar al vacío alguna vez, aunque no tengáis intenciones suicidas? Porque yo sí, no sé porqué se da pero no mola nada.

Total, que me he metido de nuevo para adentro a las 4 de la mañana, como si el hipotético sonambulismo no me impidiera salir al balcón.


Con ese miedo y con el de que en medio de la noche entrara alguien por las ventanas abiertas, he empezado a soñar que invitaba a un amigo a dormir conmigo, cuando he sentido la necesidad de apagar el ventilador. Lo he desenchufado y no se apagaba, he intentado abrir la luz pero no funcionaba. He agarrado a mi amigo del tobillo y le he intentado decir: "no se apaga, no va la luz". Pero es como si no pudiera pronunciar bien, la P de apaga no había manera de decirla. Como cuando estás taaan dormida que parece que no sabes hablar.

No podía hacerme entender, no podía hacer una cosa tan simple como encender la luz y apagar un ventilador desenchufado. Al fin me he despertado a las 6 medio hablando y sola en mi cama, estos sueños que mezclan realidad y ficción me dejan trastocada. Y si en ellos se violan leyes de la física de cosas simples, como un ventilador desenchufado que funciona o una vela que se mueve por una mesa (algo que soñé en 2004) me siento tan aterrorizada...

30 de julio de 2018

Un finde intenso, sororo y porqueyolovalgo


Un finde entero en compañía de mi MiMejorAmiga y su novia, un par de veces viendo a mi referente musical y como mujer, viajando, comiendo bebiendo. Eso siempre hace que la resaca emocional sea bastante duradera. Pero son esas resacas buenas. Que me diga que porque no he salido en la foto, le responda que era una foto familiar y ella me diga que soy de la familia. Que yo le diga que espero que la próxima vez que piense en querer morirse me llame.

En eso que el domingo inesperadamente, una amiga de MiMejorAmiga a la que no conozco dijo de venir a comer con nosotras porque se acababa de divorciar. Yo no sabía si quedarme, porque la chica necesitaba desahogo y habiendo una extraña delante quizá sería una situación incómoda para las dos. Como dijo que no había problema, me quedé y no me arrepiento para nada. Fue super enriquecedor. Creo que es la primera vez que siento la sororidad tan intensamente, una alegría por una mujer a la que no conocía de nada y que a medida que iba relatando su historia, se iba destapando lo maltratador psicológico que es su exmarido y lo feliz que era de haber tenido el valor de dejar todo eso atrás, haber podido abrir los ojos y quererse un poco más, como ama a sus hijos incondicionalmente y las ganas de sacar fuerza de bajo las piedras para soportar todo lo que le viene encima. Era una mujer que se había encontrado a sí misma, que estaba destrozada pero alegre de poder tomar las riendas de su vida después de más de 20 años de matrimonio. Y es que las mejores heroínas son las mujeres de a pie.




En esto que en una de las mil veces que fui al baño, me di cuenta que la puerta del cuarto del retrete tenía un espejo oscuro, que devolvía una imagen más tenue que uno normal. Como yo solo me miro en el espejo a primera hora de la mañana para no salir con la legaña pegada o el pelo en la ceja, no es algo en lo que me fije.
Quizá fuera el gin tonic o el subidón emocional de todo el finde, pero me miré y no me reconocí en el espejo. Pero para bien. Era como si estuviera viendo una mujer distinta, era mi otro yo completamente metamorfoseado. La miré profundamente a los ojos, como hago con las personas que me interesan. Medio sonreía, cambiaba la expresión, entrecerraba los ojos, le miraba el nacimiento del pelo y las incipientes patas de gallo. Era una mujer estupenda. Pensé que sería momento de buscar una novia porque ese espectáculo de mujer no podía dejarse perder.

Os parecerá una tontería, pero bajé las escaleras hacia la terraza totalmente cambiada.
Este finde me ha cambiado, sin que haya pasado nada especial ni haya hecho nada por provocarlo.

Entonces llego a casa, me meto en redes sociales y encuentro la explicación gráfica de lo que me sucedió en el baño.
Literalmente


22 de julio de 2018

Nueva etapa (y sigo sumando)

Bueno bueno bueno.

Esta semana ha sido de lo mejorcito.

He terminado ELPUTOMÁSTER. Aún no han salido las notas, pero la defensa del trabajo final fue bien y estoy orgullosa de haber colado el feminismo por ahí. Así que según los papeles, ya soy profesora, aunque lleve dedicándome a la docencia no formal casi toda mi vida laboral, que no es corta. Ahora toca plantearme si me muevo hacia otro trabajo o me estabilizo (y me aburro) en el que estoy, y si empiezo a darle forma a la idea que hace años llevo madurando, ir a vivir fuera de BCN (no digo pueblo, porque cuando lo digo la gente se imagina que quiero ir a un pueblo de 100 habitantes y creo que el shock para mí sería demasiado fuerte. Poc a poc).

Por otro lado, después de año y pico de seguimiento ginecológico, no queda ni rastro del VPH ni de células descontroladas, así que si algún día tengo que vérmelas con el cáncer, no será esta temporada.

También me hizo mucha ilusión regalar algo a la Heteroquemeaprieta y que le encantara. Le di las gracias por ayudarme con el contacto físico y ella por haberle puesto las gafas violetas. Muy emotional todo.

Fui a la presentación de libro de Roberta Marrero, me encantó conocerla igual que me ha encantado el libro. Le di las gracias por él. Es un libro muy necesario, precioso estéticamente y debería ser obligatorio de leer.

We Can Be Heroes.
Una celebración de la cultura LGTB+

Al día siguiente fue el cumple de Jei y me gustó celebrarlo con ella y prestarle el libro.

Al día siguiente fui a conocer el bebé de una miga mía y constaté la obsesión que tiene la gente en que los cojas. Pues mira, no tengo ningún interés en coger tu bebé. Por lo menos se han reducido exponencialmente los comentarios de "¿y tú para cuando?", "qué bien te queda", "¿tú no te animas?", "¿es que no te gustan los niños?".

De hecho me estoy leyendo el libro "No madres", aunque me llega un poco tarde porque me he trabajado muchísimo el tema. Es un poco simple, pero para las que empiezan a sentir la presión social y saben o intuyen que lo de tener bebés no va con ellas, es una buena introducción. Suscribe muchos pensamientos sobre lo que opinamos las no madres de las "talibanes de la maternidad" como dice el libro.



Parece que he recuperado la pasión por leer que abandoné por allá 2008, cuando coincidió con mi ruptura y el auge de las redes sociales. No conseguía concentrarme. Este último mes me he leído cinco libros y tengo otros 7 empezados en la mesilla de noche. Y por primera vez no me agobia (yo soy de esas que solo los lee uno por uno).

Os dejo con un video bizarro que me pasaron a modo de "mira este friki", pero a mí me paree un TEMAZO dance. El chico ruso en cuestión me recuerda a las actuaciones de Klaus Nomi. He buscado el disco en Deezer y no está nada mal.


7 de julio de 2018

No me llames ilusa porque esto me haga ilusión

Ayer quedé con la Presunta2 después de bastante tiempo, mi amor platónico, hetera hasta la médula. Una lástima esto último, porque conectamos muy bien y a mí me parece guapísima, vaya, que ayer estaba maravillosa y me hizo recordar que no estoy muerta por dentro.

A veces no sé porqué, me meto en discusiones en internet (cada vez menos) sobre feminismo y temas LGTBIQ. Que ya me cansa hacer pedagogía, es como, chavales: cogeos un libro o internet y esforzaos un poquito.
Todo esto viene a raíz del nuevo diseño de bandera propuesto

Suele pasar que si un tema no te toca muy de cerca pues no entras mucho en esa lucha, no te informas o no empatizas tanto con lo que te afecta. Es legítimo, nuestro cerebro no da para todo lo que es injusto o inmoral según nuestra escala de valores.

A mí me hace ilusión, o más que ilusión, me hace sentir muy bien, que compañeros de trabajo (hombres) sean realmente feministas y se pueda debatir con ellos sin que se pongan a la defensiva o hayan hecho un trabajo de revisión de sus privilegios.


Me hace sentir muy bien que personas heteros como la Presunta2 se interesen en aprender de temas como la homofobia que hay dentro del colectivo LGTBIQ y reconozca su ignorancia por no habérslo planteado, que me hable con total naturalidad de gente queer,  que no me haga sentir una extraña por debatir de feminismo y derechos LGTBIQ. Que pueda hablar al mismo nivel de novia y exnovias igual que ella hable de sus líos con chicos (mientras a mí interiormente se me parte a trocitos mi corazón -es coña-), y no sentirme minusvalorada como cuando hablo de eso en otros círculos heteros, como si fuera menos importante.

Me hace sentir muy bien que LaMoza o LaHeteroquemeAprieta* me agradezcan haberlas introducido en el feminismo, que esta última me intente buscar novia, entienda mi dolor de desamor igual que el suyo (y lo que acabo de decir no es trivial) se ponga el filtro de la bandera arcoiris en facebook. Parecerán pequeñas chorradas pero reconforta ver que tienes gente aliada, gente que sabe ver más allá de sus narices.

*LaHeteroquemeAprieta es una chica que casi cada vez que me ve me abraza fuertemente para que mejore mis problemillas de contacto físico humano y vuelva a tener fe en que hay personas buenas.

4 de julio de 2018

Orgullo con contradicciones

Ya ha pasado un año más, un año más que he asistido al Orgullo. He intentado no faltar nunca a ninguno, aunque algún año trabajara, siempre me escapaba antes.

Este año ha sido más especial y nonstop de viernes a domingo porque Jei y compañía han organizado la fiesta orgullosa de su pueblo (ciudad) desde una asociación LGTBI que acaban de parir, así que felicidades!

Para mí el Orgullo es reivindicación y celebración. Algunos posts tengo por ahí explicándome.

"A mi no me representa".

Pues ve, y tu representación estará ahí.

"Es que no me parece bien que los gays locas y musculados vayan enseñando cuerpo o la gente trans vista de esa manera".

¿Hola? Mírate un poquito la plumofobia y la historia del movimiento.



En fin, que a mi lo que me causa contradicción no son estas opiniones que no son más que LGTBIfobia, sino la mercantilización de una lucha, el hecho que empresas participen como patrocinadoras, por otro lado, necesarias para que el evento salga palante. Que no sabes cuál participa por convicción (cof cof) o por hacerse un pinkwashing de manual. Igual que ciertos partidos políticos (mira, ver a C's y al PP con banderitas multicolor me provoca unas náuseas desde lo más profundo de mi ser). También hay reivindicación en el Pride, y asociaciones, pero cada vez más poquitas y lo que aumenta es la representación empresarial.



Yo querría ir a la manifestación reivindicativa, que este año (y yo creo que siempre) coincide en tiempo con el Pride, pero también quiero ir al Pride a bailar detrás de una carroza, a celebrar que estamos vivas a pesar de todo, a visibilizarnos sea cual sea nuestro cuerpo. Molaría que, ya que parece que las dos posturas son irreconciliables, se hiciera en días u horas diferentes para que pudiéramos asistir a ambas, y seguro que se ganaría asistencia en ambos "bandos".


Después del subidón de toda la semana (cosas bonitas a tope) y el viernes y sábado, el domingo pasó lo que tenia que pasar: un poquillo de bajón por ver que no vi ninguna bollera de mi interés en el Orgullo entre miles de personas, o de mi "edad", o las que había interesantes estaban emparejadas, o a las que les eché el ojo resultaron heteros... está claro que aún no es el momento de ver o encontrar parejas potenciales.

18 de junio de 2018

Más bebés y no sé si hay algo erróneo en mí

Reconozco que el título es un poco exagerado.
Sé que no hay nada erróneo en mí cada vez que alguien enseña a sus bebés, ya sea en vivo, en vídeo o en foto y yo no sienta eso que se supone que siente todo el mundo: qué bonito, que mono, ohhh (ojillos de gato de Shrek).

O sea, estar así que se les cae la baba y querer hacerle monerías.
Solo me sale innatamente esta ñoñería con perros u otros animales, y no necesariamente cachorros. Y claro, decir esto en público como que la gente te mira raro. Pero no sé porque me pasa esto de no emocionarme con los bebés, la verdad.

Ayer parió otra amiga mía. Ya he perdido la cuenta de todos los bebés que han aparecido a mi alrededor. Es lo que tiene tener 38 y muchos amigos. Todos los mensajes de whats: "qué bonita, qué preciosa, qué guapa". Hoy ha venido al trabajo un compañero que ha sido padre con el bebé. Mismas reacciones. Incluso la gente quiere tocarlo y cogerlo.

Yo no. Y me cuesta bastante fingir o no expresar que no me parece que haya para tanto. Con lo supuestamente empática que soy y en este tema me cuesta. No tengo ningún interés en que me enseñen vídeos de un bebé haciendo caras y ruidos durante dos minutos. Pero digo las palabras que socialmente hay que decir y lo dejo pasar.

Pero me gustaría poder decir esto sin que los que son padres o madres se ofendan, sin que me tachen de rancia, de malamujer.



30 de mayo de 2018

Comentemos la escena de sexo de Disobedience

Pues resulta que ayer fui al cine a ver Disobedience. Creo que es la tercera peli con trama bollo que veo en el cine, porque antes esto no era nada mainstream (y ésta se ha estrenado de milagro después de presiones), antiguamente veíamos las pelis bajadas del emule con calidad SD, píxeles como puños y subtitulado-_-por_-Yoda-.

-Yoda-, has hecho una gran labor a la comunidad bollera. Hemos crecido con tus subtítulos amarillos incrustados.

Cierro paréntesis.

Pues eso, no tenía mucha idea de qué iba la peli, porque toda mi información era ésta:

Rachel Weisz besando a otra mujer, no necesito más razones para ir.


"Bueno, pues ayer vi “Disobedience” y os voy a contar un poco.
La historia va de dos chiquinas que...


no, no. NO me ha poseído el espíritu de "Sinopsis de cine". Es porque si no la habéis visto paréis ya que EMPIEZAN LOS SPOILERS. 


El resto podéis seguir y comentar abajo plis. 
Porque se ve que hay rumores que la escena de sexo está muy bien, realista, el tempo justo, etc. Vaya, que las detractoras de la vida de Adèle por la escena de sexo aquí no tendrían nada que chistar.


QUE PARÉIS DE LEER SI AÚN NO LA HABÉIS VISTO QUE LUEGO VENDRÁN LOS LLOROS.

Ah, que eres la típica que dice que "le gustan los spoilers". Rara eres hija. 

Tampoco vería el trailer porque te cuenta la peli, pero bueno, allá va pa quien lo quiera. 



Bueno, pues en mi opinión, la peli no está mal, pero no me ha cambiado la vida como Carol, la Calumnia y alguna otra. La verdad es que pasan mucho rato mareando la perdiz en plan "te tratamos como el culo porque te fuiste de la comunidad judía". Cuando en realidad se vio forzada a irse por bollera y enamorarse de su mejor amiga. Pero vaya, que como toda peli de bollos mainstream que se precie, se tienen que follar a tíos, ya sea por convención social o porque mira, estás tan mal emocionalmente que qué más da tirarse a uno cualquiera (uy, esto me suena) en un baño roñoso de un bar. Esto por lo general me indigna, que casi siempre se tengan que tirar a un tío en estas pelis. 

Total, que al final pasa lo que tenía que pasar, un beso por aquí, otro por allá, soy Ronit y como soy superbollera y me quería liberar de las cadenas judías me fui a NY y me hice fotógrafa (creo que debo cambiarme de profesión porque se ve que esto de fotografiar viene incluído en el carnet de bollera), pero eh, no he estado con ninguna otra mujer. WHAT?¿¿?¿

No, yo, Etsi, tampoco he estado con otra mujer, me casé con el futuro rabino porque mira, es lo que tocaba y me lo dijo tu padre. Etsi tía, no cuela nada que tengas un conflicto interno por ser bollera y religiosa. Yo por lo menos no me lo he creído.

Bueno que me ha faltado un poco más de historia antigua de estas dos.

Pero vaya, que después de un rapapolvo de la directora del cole de la judía devota, en plan, perderás el curro por bóller, lo que les apetece es follar, pues a un hotel que se van.

VALE, LA ESCENA DE SEXO


No vais a ver ni una teta. Ni ná.
PORQUE FOLLAN CON LA ROPA PUESTA.

Obviamente vais a ver lo primero que hacemos las lesbianas después de darnos dos besitos, comernos el coño. Sí, con la ropa puesta, es más cómodo echar la bragas a un lado y aguantando la presión de la goma con tu mejilla que bajárselas.

También es bien sabido que teniendo una cama de 2x2, el calentón es tal que preferimos tocarnos la pepitilla de pie (con las bragas puestas, la presión de la goma no afecta al movimiento de la mano, QUE VA), y corrernos de pie, que es muy cómodo. Piernas de acero, tu.

Que con el deseo que en teoría se palpaba yo cojo a la churri, la tiro en la cama y le arranco la ropa para comérmela entera. 
Pero ellas no.

ELLAS LO HACEN CON LA ROPA PUESTA. ¿Lo había dicho ya?




En fin, que me quedé tan bluf con estos detalles que lo de los escupitajos no me parece ni digno de mención. Como que no me encaja con el resto de expresión sexual que se gastan el resto del tiempo.

Pues bueno, la peli nostamal, me faltó un poquillo más de drama y un poco más de bollerío, miraditas, en fin, esas cosas. Sobre el final no sé qué opinar. Un poco caca.

Pero he aprendido que las judías ortodoxas llevan pelucas fashion para cubrirse el pelo real.


Venga vaaaa comentad a ver qué os ha parecido,  ya sea de la escenita en cuestión que es de lo que venía a hablar o del resto de tostón de peli que os he contado.