16 de junio de 2013

Segunda profundez

Últimamente me encuentro un poco confusa sobre el momento de ser sincera completamente/omitir la verdad/maquillar la verdad/mentir directamente.

El simple hecho de vivir en comunidad nos "obliga" a no ser sinceros 100% en la mayoría de los casos, por lo menos a suavizar las cosas para no crear conflictos entre las personas. Por ejemplo, es mejor decir si te preguntan: "este sombrero no es de tu estilo" a "este sombrero es una cutrada y te queda como el puto culo".

Queda muy bonito el decir "tú di lo que piensas y que no te importe lo que piensen los demás", pero desengañémonos, a poca gente le gusta estar en conflicto permanentemente. Es lo que molaba de tener un blog anónimo, que podía decir lo que quisiera sin censuras, pero eso ya es harina de otro costal. Así que aunque sea partidaria de decir la verdad, si no se puede, la omito o la maquillo. Sólo miento con personas que no me importan demasiado o nada.

Vayamos pues con las personas que importan, como la pareja. Me refiero a temas que no son de vida o muerte, entiéndase, las chorradillas del día a día. ¿Qué hacer?

- ¿Decir la verdad, aun sabiendo que puedes desilusionar al otro, y por lo tanto, tampoco te sentirás tú muy bien?

o bien,

- ¿Fingir un poquillo para no herir en exceso, corriendo el riesgo que si acumulas muchas de éstas al final tampoco te sentirás bien o un día explotes y se líe un percal?









16 comentarios:

  1. Lo segundo, sin llegar a acumular demasiado, para no explotar!!

    ResponderEliminar
  2. Depende de qué y quién. Si estás haciendo cosas que no te gustan, mejor decirlas. Si son nimiedades, por fingir un rato no te vas a morir.

    ResponderEliminar
  3. buen dilema..
    .
    si hay confianza decir la verdad.
    ..
    si no ser mas diplómatica

    ResponderEliminar
  4. Sabia pregunta que requiere de una contestación sabia y... oye! no me creo la persona más adecuada. Ves? Acabo de ser sincera, jajaja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  5. A los/las que conozco poco, paso de hacer ningún comentario y si me preguntan, o no entiendo o todo esta OK.

    En general, ni suelo ser sincera ni mentir. Me callo o directamente me salgo por peteneras.

    La única excepción son mis hijos: no me callo ni debajo del agua, pero siempre lo intento con cierto tacto, que si no no les gusta.

    ResponderEliminar
  6. pues yo digo las cosas clarinete clarinete, porque se me nota en la cara que se me pone, para qué disimular? :-) Y aparte es mucho mejor, no hace falta meter el dedo en la herida y retorcer, pero sí ser clara y directa.

    ResponderEliminar
  7. La verdad está sobrevalorada.

    Nadie le dice a un amigo; eres mas feo que los cojones de bud spencer.
    Ni a una madre reciente; si tu hijo fuera mas feo, volaria.

    Lo mismo con cosas que molestaran a quienes las oyen y no arreglaran nada.

    Hay que decir la verdad si sirve para algo. Sino, es mejor elegir lo que haga sufrir menos.

    ResponderEliminar
  8. Solo una vez he dicho la expresión: "Si sales a la calle vestida de esa forma yo no voy contigo". Imagínate como iría vestida XD XD.
    Por lo normal se me nota en la cara si algo me gusta o no me gusta. Y si no me gusta lo suelo hacer saber.

    ResponderEliminar
  9. Muy de acuerdo con Guille.
    Cada vez que alguien me dice "yo siempre voy con la verdad por delante" me hecho a temblar y pienso q, o bien es un mentiroso o un gilipollas.
    Sería un gustazo poder decir sp la verdad, pero eso no es posible. Se puede mentir por muchas cosas, pero la mayoría de las veces es para no hacer daño.
    Me refiero obviamente a esas mentiras piadosas, no a casos el hijo q has criado durante los últimos 10 años es de tu hermano. Eso ya es otra categoría.

    ResponderEliminar
  10. El tema es complicado...
    Decir siempre la verdad por norma, sin pararse a pensar que nuestra versión de la verdad pueda herir a los otros (la gente que nos importa), en mi opinión es un poco egoista.
    Ahora, en las cosas importantes siempre procuro decir la verdad. Así que me decanto más por la segunda opción, aunque procurando no acumular demasiado para no explotar.

    ResponderEliminar
  11. Yo creo que la verdad verdadera no existe, y si somos tan ilusos como para no querer ver la verdad de uno mismo ( y si, pero somos humanos y somos así de raros), como para decirte toda la verdad al de enfrente.
    No me van las mentiras pero a veces es conveniente omitir la verdad. Eso sí abusar no es bueno, el equilibrio es determinante para tener una vida saludable

    ResponderEliminar
  12. verdaderamemte ha mentiras piadosas.
    si ves a un niño feo con su madre y la conoces...pues le dices "vaya un nene guapo" no le vas a decir " el chiquillo es feo de pelotas.

    "

    ResponderEliminar
  13. Hola nosu,
    Creo firmemente en la sinceridad, y con la pareja, firmemente además...no se debe maquillar ni esconder verdades a la persona que amas. Ser sincero no tiene porque ser cruel. Si a tu pareja le duele esa sinceridad, es que no le gusta oir verdades, y eso no es bueno. Lo que opino es que ser sincero no tiene por que hacer daño, hay que saber decir la verdad sin resultar dura ni dañar u ofender.
    Un abrazo desde zaragoza

    ResponderEliminar
  14. No sé si llego a tiempo, pero bueno, ahora ando poniéndome un poco al día con mis blogs preferidos...

    Yo creo que hay que distinguir entre el binomio decir la verdad/mentir y el soportar un poquito cosas que no te gustan pero a la otra persona le harían ilusión/feliz, lo que sea, que no es mentir para mí, sino convivir, compartir...

    Conste que me gusta ser sincera por lo general, además se me nota muchísimo en la cara lo que me pasa, sea lo que sea... Yo prefiero un "cari, esto no es mucho mi rollo, pero lo hago por estar contigo" a tiempo, que luego enterarme que todo era una mentira. Así sé que lo que está haciendo, aunque no le guste o no le ilusione del todo, lo está haciendo por mí. Y luego se lo pagaría con una buena... comida. O algo. :P

    ResponderEliminar
  15. Para cosas importantes, siempre la verdad con diplomacia y delicadeza. Para cosas no importantes, creo en las mentiras piadosas, me ha costado mucho creer en ellas, pero lo importante es no hacer daño o dar disgustos gratuitamente. Y por supuesto, mentirijillas que no te hagan sentir mal a ti.

    ResponderEliminar
  16. Butter,si ya, una buena comida... y luego si eso ya cenáis, no? xD

    Nuuk, muy bien esa diferenciación según la importancia del tema...

    ResponderEliminar