11 de septiembre de 2016

Ahora me pongo a limpiar...

Tengo la casa patas parriba. Estos días se han dado una serie de concidencias para ello: 5 días libres, mi compañero se ha marchado a su país por un mes y me he han dejado netflix. Lo que me ha venido muy bien para lo que necesitaba, aislarme. Así que me he encerrado en casa cual caracol, comiendo cualquier cosa, levantándome a cualquier hora, siesteando, sin ducharme, dejando las cosas por medio, tirada en el sofá viendo series (algun día podré terminar todas las empezadas?). Un cuadro, vaya,
Sigo afrontando el nuevo curso sin muchas ganas, Poca motivación para trabajar, para hacer inglés, para continuar otros proyectos donde me metí el año pasado para que me dieran la vidilla que no me daba el trabajo,





Pues nada, todo como muy cuesta arriba. Es una época de esas en que necesitas un parón total de todo. La putada es que el mundo sigue corriendo. Creo que llevo como unos años saturada de hacer muchas cosas y a la vez esperar. Voy a intentar reducir un poco la vida social (mi bolsillo también lo agradecerá).

Tiempo de introspección, de volver a hacer que las cosas que eran placer y se han vuelto obligación vuelvan a ser placer. ¿Cómo se hace eso?


6 comentarios:

  1. No viene nada mal el tiempo para la introspección para uno mismo para reflexionar y como me comentabas el otro día incluso para llorar. Lo necesitamos es purificador... A tomar por saco el orden y la limpieza!

    Luego cuando dejamos la etapa caracol y sale el sol después de la tormenta estiramos bien el cuello y volvemos a estar como nuevos.

    BEsos!!!

    ResponderEliminar
  2. No vienen mal esos aislamientos, disfrútalos que ya vendrán tiempos de vida social y desenfreno.
    Busca nuevas cosas que te den placer y olvídate de las que se han convertido en obligación. Feliz finde bonita!!

    ResponderEliminar
  3. Yo me quedé en modo caracol ayer porque poco más y salimos a nado de la que nos cayó, maja. Hemos salido ayer y hoy en todos los informativos, hasta hubo dos grandes que sacaron la lancha y todo no te digo más.

    Yo también llevo unos días sola y lo agradezco, soy de la opinión de que de vez en cuando es bueno estar a tu aire y como te sale de la marañuela. El otro día picaron mis vecinos a la puerta e iba con mayas y camiseta y creyeron que me habían despertado de las pintas jajsjsjaja. Fía qué quieres yo en caxa de esmoquin no estoy.

    Tómate tu tiempo que lo demás ya se hará.
    Besos desde la nueva Venecia del norte.

    ResponderEliminar
  4. No sabes lo que daria por tener un dia de caracol y mas aun por volver a tener vida social sin pezqueñines de x medio... desde que vino el petit no sé ni lo que es estar en el baño sola.. y de vida en pareja a solas a nuestro aire... que es eso? ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ufff, mucha fuerza, si yo tuviera pequeñines de por medio si que ya n osaría como organizarme!

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar