16 de diciembre de 2009

De mala leche

Desde hace tiempo me levanto de mala leche, por gilipolleces, pero desde que hace frío llego a límites insospechados. Nada más sonar el despertador, un sueño de la ostia. Vale, mea culpa por ir a dormir tarde, pero una vez sorteado eso, a ver quién es la guapa de salir del edredón. Despertarse con la cara fría es desagradable. No tengo calefacción pero tendré que pensar en un programador para el radiador, porque esta habitación parece un secadero de jamones. Bueno, no hace falta que narre la tortura de ir a la ducha hasta que se calienta el baño, sentarse en la taza congelada o morir por los vapores tóxicos y malolientes que desprenden las tuberías.

Después de las prisas, porque siempre voy justa, el autobús. Que siempre se escapa en los morros claro, y perder uno puede significar llegar tarde. O morir petrificada en la parada.
Soy de las que no es persona hasta media mañana o así. Me ponga donde me ponga, siempre, SIEMPRE me tocan las maris que no se callan en todo el puto trayecto, y sino, niños dando por culo. Cállense por dios, son las 8 de la mañana y nadie habla más que ustedes. Luego la desesperación va en aumento, porque un viaje que es de media hora escasa en condiciones normales, por la mañana en hora punta llega a una hora o más. Total, siempre llego tarde, aunque me baje 7 paradas antes y vaya a pie (al viento imperio).

El trabajo por suerte, va bien. Allí me relajo algo, pero va a días. Y hoy me llevado de regalo... otra amigdalitis. Sí señoras, si hace una semana y poco o dos tenía pelotas de tenis como amígdalas, y pus en lugar de mucosa faríngea, se repite la historia. Que las bacterias se han hecho resistentes a la amoxicilina que tomé. Pues qué bien. Te voy a dar otra familia de antibióticos, de los buenos (o sea, de los caros, pienso). Efectivamente, me han cascado 13 euros por 7 pastillitas con un prospecto tan grande que no lo leo porque seguro que muero de algún efecto secundario.

Y mis padres, como buenos catalanes que somos, me han traído algo de carne que después de un mes de la compra, la nevera empieza a dar pena (ahora mismo hay más alcohol que comida). Y eso, que ya nos pagarás lo que nos debes, ¿porque ahora no tienes suelto no?

Mierda, tengo que salir al rellano a apuntar la lectura de la luz.

Las que vivís en zonas más frías, no sé como sobrevivís. Estoy cansada de tanto odiar el invierno ¡Y aún faltan 6 días para el solsticio!

Y yo sin montar mi belén de cliks de playmobil. ¿Dónde andará?

Os iba a poner una foto de amigdalitis con pus pero es realmente asqueroso. 

6 comentarios:

  1. CUELGA UNA FOTO DEL BELEN DE PLAYMOBIL!!!! Please...
    Lo mejor que puedes hacer es tomarte con calma porque tenemos frio para rato... Qué conste que yo también lo odio a morir, pero es lo que hay.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. pon la foto de la pus, por favor

    ResponderEliminar
  3. Un belén de playmobil!!! Yo también quiero ver la pus xd

    Tampoco soy persona hasta media mañana, pero a mí el frío me despierta xd Es una putada lo de no tener calefacción, yo no sé cómo sobreveviviría....

    ResponderEliminar
  4. Vamos, vamos. Mucho ánimo!!! Hay que levantarse con alegría para empezar bien el día. Tan pronto suena el despertador, los pies en el suelo, corriendo a la ducha y ya, totalmente despejada, un buen desayuno que nos de fuerzas para afrontar una nueva jornada.

    Supongo que eso se consigue con los años. Ver cada día como una nueva posibilidad. Un regalo!!! Pensar en lo que nos deparará el nuevo día que comienza.

    "Vive siempre como si este fuera el último día de tu vida, porque el mañana es inseguro, el ayer no te pertenece y solamente el hoy es tuyo".

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  5. Jo!

    Gracias por ahorrarnoslo, es todo un detalle.

    Por lo visto existen dos tipos de personas, las que por las mañanas son felices y las que lo son por las tardes, las primeras se levantan con un montón de energía y se van apagando conforme pasa el día, las segundas, grupo en el que creo estamos las dos, se van espabilando conforme pasan las horas, hasta que llega la noche, no tienen sueño, se acuestan tarde... Y bueno, ya sabes como son las mañanas ^^

    Saludines y animos,
    YoMisma

    ResponderEliminar
  6. lo de la calefacción deberías solucionarlo, aunque sea con una buena churri entrá en carnes. Que el frio es muy malo.

    ResponderEliminar