4 de febrero de 2013

Retomando aficiones de infancia

De pequeña tenía o quería tener más aficiones que ahora. Supongo que tenemos más tiempo libre y más ganas de descubrir (cosa que por suerte aún conservo, la curiosidad, no el tiempo libre). Por ejemplo, era una lectora voraz, y ahora apenas leo novelas enteras porque no consigo concentrarme. Me encantaba montar en bici, y ahora apenas lo hago para que no me atropelle un coche o las viejas me insulten por la acera. 


De adolescente quise una guitarra. Algunas amigas de la clase empezaron a tocarla, pero a mi nunca me la compraron. Yo me quedé en la flauta dulce de las clases de música del cole y el casio con melodías pregrabadas. Tenía buen oído musical para sacar las melodías, todo hay que decirlo. Yo no era de las que se rompían dedos a la hora del patio (verídico) para saltarse el examen de flauta. Des de pequeña había mamado música en casa, pero muyyy inconscientemente, a pesar que mi abuelo era músico. Tampoco se escuchaban muchos vinilos, cuando más se ponían era cuando mi madre planchaba, pero recuerdo cuáles eran perfectamente y hoy van en mi ipod.

Así que de adulta quise cumplir el "sueño" de tener una guitarra y me compré una sencilla, aprovechando que mi ex la tocaba y me iba a enseñar. El buen propósito de aprender a tocar la guitarra se fue con mi ex y el instrumento quedó 5, 6 años dentro de la funda. Ayer la volví a sacar, y aunque no pienso tomar clases presenciales, intentaré aprender a través de libros e internet, como mi primo.

Tranquilas, no me volveré como el pesao del curso CEAC que saca la guitarra en las reuniones de amigos para daros la brasa con la guitarrita jaja.

9 comentarios:

  1. Yo tengo un oído bastante bueno y un par de años de solfeo. También tenía un teclado Casio al que le sacaba chispas y me dejaba pulsar más de una tecla a la vez. La armónica se me da de miedo, peeero, amiga, para la guitarra soy manca, y eso que en mi casa había dos españolas, una acústica y una eléctrica. No fui capaz de pulsar dos acordes seguidos. Cómo me recuerda lo que cuentas a mí. ¿Será que no somos las únicas? :D

    ResponderEliminar
  2. Yo tb me siento identificada con tu historia, sólo que yo sí tenía la guitarra pero nunca pasé de los 3 acordes básicos, a mi me gustaba más el piano, pero no pasé de primero de solfeo y de aporrearlo, a veces suena algo bonito :P lo que me ha dejado ko es que sea verídico que hubiera quien se rompiera los dedos para saltarse el exámen de flauta? estamos locos o qué? jajajaja ;)
    Saludosss Nosu.

    ResponderEliminar
  3. Yo nunca quise tocar nada, y luego sí. Mi hermana me regaló un Cuatro, luego de la segunda clase, se quedó en su estuche. Ciertamente, las historias se repiten.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Será que las bollos tenemos aficiones comunes?? Me identifico yo mucho tb contigo Nosu.
    Quizá leer sea lo que menos hacia de niña aunque ando intentando retomar la lectura siempre que mi concentración me deja.. Después de una infancia montada siempre en mi bh hace dos años me compre la bici de montaña y esta semana mi chica sucumbió y se ha comprado otra para acompañarme.. Y en cuanto a la guitarra como tu, lleva varios años en la funda y un par de intentos de aprender... Nunca es tarde!

    ResponderEliminar
  5. Que afición más bonita. La mía tiene una pegatina del Che Guevara firmada por Ismael Serrano cuando cantaba aquello de "Papá cuentame otra vez" ... madre si ha llovido desde entonces. Ahora la tengo colgada en una pared de mi habitación para que cuando me despierte sea una de las primeras cosas que vea al abrir los ojos. Un besote.

    ResponderEliminar
  6. Una guitarra en una reunión de amigos constituye todo un éxito.

    ResponderEliminar
  7. Yo soy nefasta para el oído musical. Se ve que mi hermano se llevó todos los genes musicales pues sabe tocar varios instrumentos que ha aprendido a modo "autodidacta".

    Seguro que lo consigues sola y a tu manera. Y que conste que eso tendrá más mérito.

    ¡Suerte!

    ResponderEliminar
  8. Otra que tiene una guitarra metida en la funda. Para ser autodidacta con la guitarra hay que ser una super-heroína como mínimo. Buf, no tengo paciencia.

    ResponderEliminar
  9. Yo el piano. Ya falta menos para montarnos un grupo.

    ResponderEliminar