12 de enero de 2014

Lección de humildad

La vuelta a la rutina parece que me ha vuelto un poco el ánimo.
Y también haber pasado algo más de tiempo juntas, dentro y fuera de la cama.

A veces las cosas se solucionan sin pensar tanto, dejándose llevar, siendo libres 100% aunque sea con alguna copa de más. Aceptando a la otra persona con sus defectos, y lo más importante, que éstos no oculten sus enormes virtudes. Este viernes y sábado la Moza me ha dado una lección, una cura de mi mente que a veces se pone demasiado cuadriculada y prejuiciosa.

Que el dinero está para gastarlo, con cabeza, pero no con una gran prespectiva de futuro, porque no existe.

Y yo soy la que digo que en cualquier momento te puede caer una maceta en la cabeza...

Lo importante que es la sonrisa constante, algo que nunca pierde.

Que siempre ve el vaso lleno y nunca se queja.

Que he re-descubierto lo generosa que es, y no me refiero únicamente al dinero.

La buena conexión sexual y que aún se puede mejorar.

Que me ama incondicionalmente aunque siempre la esté chinchando.

Que he descubierto cosas nuevas de ella, y que me gusta seguir conociéndola.

Lo buena gente que es.

Los placeres que faltan por venir.




¿Os sucede esto que de golpe y porrazo piensas de ella: "hoy te quiero un poco más".

13 comentarios:

  1. A mi si me pasa :-) eso ya lo sabes por paralelismo.
    Me encanta la ultima linea, los placeres que faltan por venir.

    ResponderEliminar
  2. ¿Cuánto lleváis? Está científicamente demostrado que el amor sólo dura 4 años, así que ya se os acabará.

    ResponderEliminar
  3. Yo es que soy más de letras... no mido el amor por cantidad, sino por calidad.

    ResponderEliminar
  4. Yega un dia, en el que das cuenta que te as vuelto a enamorar de esa misma persona, que la chispa que la rutina fue apagando vuelve a brillar y mas fuerte..

    ResponderEliminar
  5. A mí sí me pasa. La quiero más cada vez que hace o dice una chorrada nueva. Creo que nuestra relación se basa en las tonterías que podemos llegar a hacer o decir y cuando no hay tantas de esas, se nota.
    Días, semanas o meses "malos" los tenemos todos y por supuesto siempre hay que quedarse con lo bueno y apartar lo malo. Fijo que hay más cosas buenas que malas ;)
    Respecto al/la de los 4 años... ¿También está demostrado científicamente que existe gente gilipollas?

    ResponderEliminar
  6. Ha sido un fin de semana estupendo como preludio de un año genial! ;)
    Viva el amor, viva la Moza y viva tú!

    Feliz semana!

    ResponderEliminar
  7. Cada día siento que la quiero más .
    De momento en 6,5 años no hemos tenido ninguna crisis ni similar :)

    ResponderEliminar
  8. Este fin de semana he tenido un día de esos... de los de "hoy te quiero un poco más... y es maravilloso.

    :-)

    ResponderEliminar
  9. Yo también siento que cada día la quiero más. Y no puedo imaginarme mi vida sin ella.
    Sentir algo así por alguien es maravilloso. El amor es un camino de aprendizaje de uno mismo y del otro fantástico.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  10. Qué post más bonito. De acuerdo contigo. Esos días existen y son muy importantes. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. ... y crecer como pareja, y descubrir nuevas cosas de alguien a quien pensabas que ya conocías.

    En cualquier caso es una sensación que no tiene precio.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  12. Esos momentos que mencionas son los mejores, porque te sorprenden poco después de pensar: es imposible querer más a alguien... pero no, siempre es posible un poquito más :)
    Me alegro que os vaya tan bien a pesar de no veros lo a menudo que desearais.
    Nos vemos pronto en otra salida nocturna :)

    ResponderEliminar
  13. Parece que estas fechas nos han servido a muchas para reencontrarnos un poco con nuestras parejas!
    Un placer verte de buen humor y que de la moza sea una moza estupenda!
    Besos

    ResponderEliminar