1 de enero de 2014

Qué palo todo

Estoy rara, no me apetece ver a gente en general (que haya gente en la calle por ejemplo) pero si me quedo mucho rato en casa sola también me agobio. Salgo por narices a pasear la perra y me aireo, pero a la vez con el frío estoy a disgusto. Vaya, que no estoy bien en ningún lao. Me estreso con la gente, el ruido y el exceso de información, sobretodo los anuncios (y eso que casi no veo TDT) y los grupos whatsapp (conla navidad es casi pa suicidarse tecnológicamente hablando).

Después de una pequeña pausa de 5 días tengo dos días de trabajo y luego 5 días más de fiesta. Un aplauso para la diseñadora de mi calendario laboral. Me da un palo enorme volver a ver a los compañeros, y a los clientes más. Y sobretodo recuperar mis responsabilidades. Que pasen rápidos estos dos días plis. Me gustaría ser soldado raso, ir, trabajar y volver, pero claro, mi cargo tiene alguna responsabilidad más, no puedo ir en plan robot. Si no tuviera un alquiler que pagar me pediría una excedencia, arrastro esta desidia desde antes de verano y con las vacaciones no se me pasó, aquí voy arrastrando el primer trimestre...

Y mañana fijo que me viene la regla, no podía haber sido un par de días atrás para estar tumbada en el sofá.

A ver si llega ya la Moza a casa y se arregla la cosa.



1 comentario:

  1. ¡Ánimo guapa! Yo tengo cero ganas de trabajar el día 7, volver a los niños/as, gritos, demandas de atención, responsabilidades multiplicadas por los 28 alumnos/as que tengo...
    Pero bueno, será la lluvia que nos vuelve un poco depresivas/os.
    Un besito y FELIZ 2014
    Caminos del Espejo

    ResponderEliminar