8 de septiembre de 2014

Me siento vieja

Muchas veces me siento vieja. Pero no vieja de que se me caigan las tetas, me salgan arrugas (que también) , las resacas sean peores (que también)  o no me sienta en forma (que también). 

Vieja de recordar algo que parece que fue ayer y contar que han pasado 10 años. O peor, 20 años (o más). Vieja de hablar con gente que en el cole no usaban VHS o transparencias o diapositivas de verdad, sino DVDs, proyectores y PowerPoint. Vieja de hablar con adolescentes que no saben que es una peseta o el Cobi.



Cuando me siento más vieja es cuando me dan ataques gordos de nostalgia. De recordar buenos momentos y pensar que han pasado lustros, ver jovencitas por la calle y envidiar todo lo que les queda por delante y las primeras ilusiones y también decepciones. O tener la sensación que eso que sentía en el colegio, o en los columpios, o en la casa de veraneo que ya no tenemos sigue ahí y puedo volver a experimentarlo cuando quiera. Más que recuerdos, sentimientos. Sentimientos alimentados por recuerdos vívidos. Es la misma sensación como cuando alguien muere y en cambio parece que puedas verlo al día siguiente o llamarle, como si el tiempo se hubiera parado y quien ha seguido viviendo no eres tú, como si fueras muchas "tús" o pudieras viajar a todos esos universos paralelos del pasado.

11 comentarios:

  1. Hala!, que tampoco es para tanto. Cada edad tiene algo que descubrir por sí sola. Bienvenida al club. Tampoco se está tan mal. ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡A mí me encanta esta edad! La de poder recordar y la de seguir haciendo planes para generar más recuerdos...
    Yo aspiro a convertirme en una vieja feliz (con arrugas y estrías), con la mente muy joven.

    ResponderEliminar
  3. Hay momentos de nostalgia, pero aquí estamos para estar cada vez mejor! Y si tienes buenos recuerdos es buena señal! (dios mio, acabo de hablar como mi abuela)

    ResponderEliminar
  4. Eso es vida sin cortes. Este año nos juntamos antiguos compañeros del liceo y fue genial abrazar esos recuerdos... ¡33 años después!

    ResponderEliminar
  5. Nosuuuu, Te cuerdas de los casetes??? yo sí jajajaja

    ResponderEliminar
  6. tengo cassetes aún por ahí blau!

    ResponderEliminar
  7. Yo vieja, vieja no, pero a veces me abruma lo rápido que pasa el tiempo. Sin ir más lejos, este fin de semana nos hemos ido al pueblo donde pasé todos mis veranos hasta que el coñazo pudo conmigo (es lo que digo oficialmente de puertas para afuera, aunque lo que de verdad me ocurre es que desde que murió mi abuelo no soy capaz de estar en su casa sin llorar recordándolo) y pensaba en las veces que corrí por aquellos campos, y la de paseos que me di por allí.

    Justamente nos encontramos un montón de cosas de hace mil años: una lata de café que trajo mi tatarabuela de Estados Unidos, máquinas de coser, documentos del año la pera.... y ¡¡Un cassete!! Ya estaba dañado y la cinta borrada por el paso del tiempo. Recordé que el abuelo y yo lo encontramos hacía por lo menos mil años tirado en un camino y fuimos todo el paseo imaginando qué canciones tendría.

    Y me da tanta melancolía todo aquello... tanta...

    ResponderEliminar
  8. joé, pues si tu te sientes vieja, yo soy vieja de verdad aunque pocas veces echo la mirada atrás ¿pa que?. Pienso que seré vieja de verdad cuando me apoltrone y no tenga ganas de na y encima no haga na. De momento no paro. A rastras muchas veces, pero no paro.

    ResponderEliminar
  9. Alguien se acuerda de Jackie y Nuca??? Qué recuerdos!!!
    Panochita

    ResponderEliminar
  10. Ya empezamos con lo de yo tb fui a laEGB....terrible, yo veo a mis sobrinos y alucini, me siento inutil tenologicamente, en idiomas,, y encima como no aprendí ni a coser, ni a bordar...pues nada...me toca leer tontunas

    ResponderEliminar
  11. Buf... ¡me siento igual! Palabra por palabra... :S

    ResponderEliminar