21 de febrero de 2016

Motivos para NO tener hijos

Después de un mes del post Motivos para tener hijos tenía que escribir la contraréplica. 
Así como una lista de pros y contras. Un post que quería pensar bien. 

No es una justificación. Ni pretende ofender a nadie que haya decidido tener hijos o quiera tenerlos. Tener (o no) un hijo es algo serio y hay que meditarlo. Y más cuando las mujeres (maduras) tenemos esta presión social por tenerlos. Bravo por las que los han tenido, y bravo por las que han decidido que no.

Es un post largo, pero necesario para mí escribirlo lo más completo posible, a veces radical, a veces irónico, pero totalmente sincero.

1. EL MUNDO ES UNA PUTA MIERDA

Sí. Qué bello es vivir. Es verdad, en realidad el mundo es algo maravilloso, podría ser algo maravilloso. Pero por otro lado, es un lugar hostil. Un lugar con malas personas, muy malas personas. Un lugar donde matar el idealismo. donde lees o ves cada noticia y piensas: "parad el mundo, que yo me bajo". ¿El futuro? No pinta mucho mejor.


No me atrae la idea de traer al mundo una persona que sí, tendrá buenos momentos, pero también tendrá sufrimientos asegurados (y de paso, para mí) no por su culpa, sino por otras personas. Secuestros, asesinatos, maltratos, robos, zancadillas, enchufismos, injusticias, desigualdades, da asco la verdad.


2. ES UN SUFRIMIENTO CONSTANTE

En relación a lo anterior, sabemos que querer es sufrir. Sufrir por perder el amor y por si le pasa una desgracia al ser amado. en el caso de los niños, se supone que es un amor superior, por lo tanto el sufrimiento se multiplica por mil. 
- En el embarazo, que todo salga bien, Que sea sano, vaya.
- Cuando es muy bebé, que por qué llora. ¿Tendrá hambre? ¿Le dolerá algo? ¿Tendrá alguna enfermedad grave?
- Cuando es infante, que no se caiga, que no se dé un golpe, que no se ponga enfermo.
- Cuando está más crecido, que no se pierda, que no lo secuestren, que no caiga en las garras de la pederastia.
- De adolescente, que no coja un coma etílico, que no se drogue, que no lx violen, que no se convierta en un bala perdida.
- De joven y maduro, que encuentre trabajo, que pueda independizarse, que encuentre una pareja que le respete, que no se mate con la moto o el coche.
- De mayor, que cuando tú ya no estés tenga una vida digna, aunque sea en una residencia.

Aunque tener hijos tenga momentos maravillosos tengo pánico a tener que enfrentarme a estas situaciones y a sufrir de esta manera de por vida. Sí, soy sufridora y un poco paranoica, nunca descarto que estamos rodeados de gente buena, pero siempre hay psicópatas por ahí sueltos.

3. LOS NIÑOS SON MUY RUIDOSOS

Amo el silencio. Y más desde que llevo tantos años viviendo sola. De hecho, quiero dejar de vivir en la ciudad porque una de las cosas que más me molestan (a parte de tanta gente) es el ruido de los coches. Por una razón que desconozco, los niños hablan gritando. Y además tienen unas voces agudas. Y LLORAN. Berrean. Y claro, disfrutan haciendo ruido (golpeando cosas, qué majos esos amigo que regalan a tu hijo un tambor o una trompeta de juguete...). Se tienen que estimular con colores, ruidos, luces. Sólo de imaginar una tarde entera con un juguete de esos que aprietan botones compulsivamente y suena una vaca, un gallo y un perro me da una crisis nerviosa.

Necesito de vez en cuando estar sola y ver dos o 3 pelis del tirón. O maratón de series. O leer en el sofá. Imposible con hijos.

4. Y MUY AGOTADORES
Llevo un ritmo de vida agotador. Se llega cansada del trabajo a casa. Si se tiene tiempo libre, o lo dedicas a los quehaceres de la casa (cansa) o haces deporte (cansa), o estudias algo (cansa) o sales a tomar algo y cenar con los amigos (duermes menos-ergo cansa), tienes que sacar de paseo los perros (cansa). Yo siempre voy cansada por la vida. Y los niños tiene muuuucha energía. Dedicar energía y tiempo a jugar con ellos, es algo que no tengo no sé si tendré, tenerlos correteando por toda la casa, hablándote todo el rato.., agota. Y no querría ser la clase de madre que enchufa los niños a la tele, o bueno, hoy en día a la tablet o consola para que dejen de molestar. No poderme espachurrar en el sofá cuando estoy cansada o el típico "los únicos cinco minutos al día que tengo para mí son cuando estoy en la ducha" no se me antojan suficientes.

5. PASO DE AGUANTAR PATALETAS Y RABIETAS

No poder dialogar cuando algo no va bien no va conmigo. Esta gente que grita, insulta incluso, o que se cierra en banda y es imposible dialogar con ella, mejor olvidarla. Tener que manejar una persona pequeña que se rige por otros códigos, que saca su frustración, gritando, llorando, tirándose al suelo, pataleando y hasta pegando sus propias madres, perdiendo el respeto, lo siento pero no. Por mucho que eduques bien, es algo inevitable en algunos momentos de la vida del niño.


6. LOS NIÑOS SON MUY CAROS

Mantener un niño hasta su emancipación es carísimo. Entre 100.000 y 300.000 euros. Viviendo en una sociedad en la que apenas nos da para pagar el alquiler (y algunas pocas afortunadas darnos caprichos y algún viaje de vez en cuando) pensar en destinar ese gran capital (más de la mitad del sueldo mensual) en algo tan importante como que no le falte de nada a tu hijo me parece una locura o una irresponsabilidad si no se dispone de ese dinero. La gente dice, bueno, al final te apañas, te quitas de aquí, de allí...Tener la sensación de que podrías darle más calidad de vida económica a tu hijo (que no tenga que comer de Hacendado como yo, por ejemplo) y tener que renunciar a muchas cosas de mi vida por un tema económico, pues no me parece bien, la verdad.


Por no hablar de lo que cuesta hacerlos si eres lesbiana y no quieres concebirlos con un hombre: inseminaciones, o método ROPA, in vitros si es necesario... Y luego, a mantenerlo. Y si quieres adoptar, también caro, largo y costoso.

7. NO TENGO TIEMPO

Como he dicho, el ritmo de vida que llevo no me permitiría dedicar el tiempo que quiero a mis hijos. Por trabajo, entre desplazamiento y todo, paso 11 horas fuera de casa. Más 8 de dormir (que nunca son 8) me quedan cinco horas para dedicar a mi mujer si la tuviera en ese momento, hacer las tareas de casa y buscar tiempo para mí. No me salen los números. Que los críe otra persona no me parece justo si es de la familia (los pobres abuelos esclavos) ni lo deseable si no es de la familia. Además, tendría que pagar por ello (y ya hemos dicho, que de dinero, mal vamos). Se supone que si quiero un hijo es para poder criarle yo, y si no hay tiempo y va a hacerlo otra persona (ya que la ayuda es necesaria, creo yo), ¿para qué tenerlos?


8. NO PODRÍA IMPROVISAR

Si nadie depende de ti y tienes un día malo, después del trabajo puedes ir a tomar algo, de shopping, a la peluquería, al cine o como quiera que te guste pasar las penas. Si algún amigo te necesita puedes cambiar tus planes... eso con un hijo, es imposible. Tienes que volver a casa, o ir al cole a buscarlo para hacerte cargo de él. S


Y aunque hagas planes... he tenido amigos con bebés que me han dicho: hoy es el primer día después de DOS años (¡DOS!) que no salíamos a cenar fuera de casa desde que tenemos la niña. O que no salen directamente porque tiene que mamar cada 3 horas. O porque si no estoy con ella llora. Etc.

9. NO QUIERO CONTRIBUIR A LA SUPERVIVENCIA DE NUESTRA ESPECIE

En relación al primer punto, el mundo está superpoblado, si tenemos ropas baratas (o caras), estamos escribiendo en el ordenador, comiendo una galleta de chocolate... es porque hay personas (algunas niños) que están siendo explotadas, esclavizadas y estamos destruyendo el medio ambiente. Llevo una gran carga moral por vivir como vivo sabiendo lo mal que lo está pasando gran parte del mundo, sean personas, animales o plantas. Me avergüenzo de ser Homo sapiens por la manera en que estamos llevando todo esto. Aunque intente minimizar, el mero hecho de existir implica sufrimiento para otros. No quiero que mis hijos hereden este sufrimiento ni contribuir a él trayendo al mundo una boca más que alimentar.


10. NO PODRÍA VIAJAR (TANTO)

Se dice que aunque se tengan hijos, te los puedes llevar, que puedes viajar. Cierto, pero no como ahora hago. Para empezar, otra vez el tema económico. Si son muy pequeños, es complicado mantenerlos 12 horas en un avión. No puedes caminar hasta la extenuación ni aguantar altas o bajas temperaturas con ellos. Limitan bastante, la verdad.

11. CRÍA CUERVOS QUE TE SACARÁN LOS OJOS

En relación al punto 2 (es un sufrimiento constante), imagina darlo todo por estos hijos, un amor incondicional, y por lo que sea, (porque son personas separadas de ti, básicamente, no son tu propiedad, cosa que muchos progenitores olvidan), terminan delinquiendo o haciendo cualquier otra cosa ilegal. O si no queremos ser tan extremistas, que simplemente pasan de ti, hacen tus vidas y ni te llaman y ni mucho menos te visitan. Todos conocemos casos cercanos de personas mayores que están en el hospital o solas en casa y si hay varios hermanos, siempre hay los que pasan y los que se dedican más a la madre o el padre.


Los hijos son individuos por sí mismos y hay que estar preparados para que no nos salgan como esperamos que nos van a salir (sino, que se lo pregunten a nuestros padres que esperaban que ya estuviéramos casadas con un hombre, teniendo la parejita y un trabajo indefinido y somos lesbianas con gatos y/o perros viviendo en pecado).

12. HAY MUCHAS MADRES (Y PADRES) ARREPENTIDOS

Lo que se habla poco. Si ya es un sacrilegio ser mujer y no tener hijos, imaginad tenerlos y arrepentirse de haberlos tenido. De reconocer que hubieras preferido no ser madre. Y a pesar de todo, aunque muchas no lo adjetiven de arrepentimiento, he preguntado a mujeres de mi entorno (incluso a mi madre, mi abuela y mi padre) y dicen que no lo volverían a hacer. Mi otra abuela tampoco quería tener hijos y tuvo a mi padre por mi abuelo. Así que ya veis, estoy escribiendo este post por  pura casualidad, por ser fruto de los convencionalismos de la sociedad y no de las libertades individuales de las personas.

13. NO QUIERO RENUNCIAR A MI LIBERTAD

Quizá algún día me quiera cambiar de ciudad. O irme al extranjero a trabajar de otra cosa. Quiero hacer muchas cosas en la vida, no tengo objetivos fijos. Todas estas metas o sueños, como queramos llamarlo, son mucho más complicados o imposibles cuando hay hijos de por medio.

Son también una atadura en caso de tenerlos con otra persona. Si luego te separas, son algo que pude generar disputas, sufrimiento en los hijos y nunca podrás desvincularte de tu ex aunque quieras perderla de vista con todas tus fuerzas.


14. NO QUIERO PASAR POR UN EMBARAZO Y PARTO

La biología me tira mucho, y aunque una de las razones por las que tendría hijos sería en parte porque me gustaría experimentar físicamente el llevar un bebé dentro, me da pánico soportar todos los malestares, dolores y sufrimiento asociados a embarazo y parto. Que sí, que estar embarazada no es estar enferma y quizá nos lo quieran vender así, pero creedme, he visto amigas mías transformadas en almas en pena y envejecidas 200 años por el sufrimiento físico de llevar alguien dentro o darle de mamar (varices, tobillos inflamados, diabetes, ojeras, dolor de espalda, pezones agrietados, almorranas, ¿sigo?).



15. NECESITO Y ME GUSTA DORMIR

¿He dicho ya que voy muy cansada? Necesito de 8 a 9 horas de sueño, aunque sólo duerma una media de 6 o 7. Con menos de 7 estoy irritable, lenta, fatal vaya, noto que se resiente mi salud, mi ánimo y mi humor. Con hijos... cuando son pequeños o ya un poco crecidos... lo de dormir pocas horas seguidas es un milagro.



16. SEXO, TACOS, ALCOHOL

¿Y si te da un calentón a media tarde? ¿Y si te apetece un gin tonic mientras ves una peli? ¿Y si sueles decir joder, hostia, mecagoentodo sin darte cuenta? Pues que con hijos en la casa, no te podrás masturbar o acostarte con tu novia cuando te plazca, ni beber dos copas de más y estar continuamente en tensión para dar buen ejemplo.
View post on imgur.com


17. MÚSICA EN EL COCHE

De pasar a escuchar mi música preferida en el coche a los cantajuegos, canciones infantiles varias o lo que es peor, tenerlos con un DVD portátil con películas de dibujitos, creo que rompería los límites de mi paciencia conductora (y no podría maldecir gritando a los otros conductores).


18. ¿Y SI TENGO UN BAJÓN?

Esos días en que no tiene fuerza ni para levantarte. Que te quedarías acurrucada en la cama. Esas épocas depresivas en las que cuesta seguir con la propia vida. ¿Como podría estar pendiente de un hijo si te da una época de inestabilidad emocional? 



TODAS ESTAS RAZONES SE RESUMEN EN DOS (como Los 10 Mandamientos):

- Es una responsabilidad demasiado grande que no es que me sienta incapacitada para asumirla, es que simplemente no quiero asumirla.
- Amo demasiado mi libertad y mi estilo de vida como para cercenarla con la dedicación que necesita una persona que requiere mi atención las (casi) 24h del día.


Otros posts con los que me siento identificada: 

21 comentarios:

  1. Querida mía, cuando la mujer de tu vida te diga mirándote a los ojos: me gustaría tener un hijo contigo, would you? en ese preciso instante, me gustaría ver tu cara.

    ResponderEliminar
  2. ¿Sabes que pasa? Que ya me lo dijo. ¿Y dónde está ahora la mujer de mi vida? En mí. Porque nada es para siempre. Menos un hijo y tu propia vida.

    Desde que me di cuenta que la mujer de mi vida era yo, es una decisión tan grande que no sé si podría cambiarla porque me lo pida otra persona.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo, discrepo con ciertos puntos. Vale que siempre habrá miedos (al embarazo, al parto, a que les pase algo, a mil peligros...), que siempre pensarás ¿Y si no los hubiera tenido qué sería de mí? Y mil cosas más. Obviamente es una decisión que no se puede tomar a la ligera. Yo creo que padres arrepentidos.... pocos. Que cierto día te saquen de quicio y lo digas ya no te lo discuto, pero no creo que sea tanto como para arrepentirte porque es algo tuyo, algo que sale de muy adentro.

    Lo de los ruidos estoy completamente de acuerdo, pero es no es culpa del os niños, es culpa de los padres que no los educan, me digas lo que me digas. Porque yo nunca fui a los bares de pequeña a dar por saco ni incordiar a cuanta más gente mejor. Si a un niño de pequeño lo educas para que no hable a voces, no lo hace, y te lo digo porque tenemos bebés en la familia.

    Tampoco tendría un hijo con una persona solo por decir "es mi media naranja y le hace mucha ilusión". Si, sí, lo que quieras, pero si tú de verdad no quieres tener hijos, cuidadito porque siempre acaba siendo fuente de discordia. Yo si tengo un hijo es porque YO QUIERO SER MADRE. Evidentemente, cuando las dos personas estáis de acuerdo y compartís el sueño, pues maravilloso, pero a mí eso de complacer con hijos... como que no. En casos muy cercanos han sido un parche momentáneo que ahora anda de una casa en otra como una pelota de tenis. Son hijos, no cáctus.

    Y termino. Desde hace unes mes, tengo más claro que nunca que quiero tener hijos (siempre lo supe pero a veces hay cosas que te mandan señales). Después de días horribles... me muero de ganas por ver a mi hijo de la mano con mi padre por la casa del pueblo por la que, a partir de ahora, lucharemos por mantener. Porque quiero que mi hijo sepa de donde venimos. Que conozca de la mano de sus abuelos, como hice yo, todo lo bonito de la naturaleza, las plantas y los animales. Porque se me dibuja una sonrisa imaginándome a un enano tirándome del pantalón y llamándome mamá. Porque me encantaría que ese mismo enano jugara en una alfombra a mis pies mientras descubre el mundo. Porque claro que tendré miedos, claro que habrá cosas noches en que no podrás dormir (como no duermes ahora), que te preocuparás (como te preocupas ahora por otras cosas), que harán ruido (como a veces lo haces tú si das una cena en casa), que te puede dar miedo el parto (como a que te venga una enfermedad, aunque no es parecido)... pero... ¿Y si todo el mundo pensara eso? No pretendo condicionarte, ni hundirte este post brillante (lo digo en serio). Pero a mí, si me apetece vivir eso. Y tan lícita es mi postura, como la tuya. Sobre todo el hecho admirable de que seas capaz de valorar pros y contras con tanta facilidad.

    Perdona por el rollo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El punto importanto de tu comentario es ese, que hay que tenerlo claro una misma y que el tener hijos nuna sea para complacer ala pareja, o "no lo tengo claro pero si la otra persoa quiere, se habla y ya veremos". Yo percibo que en general es una cosa que se hace porque sí, se siente, pero porque "toca", es decir, es un paso muy importante y quizá mucha gente no lo piensa como pensaría por ejemplo dar un giro radical a su vida cambiando de país o de estilo de vida. Simplemente, se hace porque es "el orden natural" de las cosas, y ojo, con eso no quiero decir que no apetezca o no sea deseado. Es por eso que cuando llegas a cierta edad (y eres mujer) te preguntan: oye, y tú cuando piensas tiener hijos? No te preguntan, oye, y tú cuando piensas dar la vuelta al mundo?

      En la vida hay muchas cosas para conseguir, no podremos hacerlas todas, tener hijos es sólo una de ellas... y sí, a mí también me gustaría poder enseñarle todo lo que me gusta a mis hijos, y compartir cosas con su sonrisa... de hecho, es lo único por lo que los tendría. Esa es la paarte buena. Luego veo los adolescentes o ciertos adultos y se me pasa. Quizá mi problema es que la gente en general "no me gusta" (no sé si se entiende lo que quiero decir) y pensar que mis hijos serán adultos ya no me gusta tanto... No sé si me he sabido explicar

      Eliminar
    2. En los comentarios de este post, está lleno de madres arrepentidas, da mucho coraje leerlos la verdad... http://noticiassaludables.com/index.php/por-que-no-me-gusta-ser-mama/

      Eliminar
  4. Realmente todas estas razones dan mucho que pensar!! Me ha encantado que la mujer de tu vida seas tú, olé! Muacksss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es raro hacer listas así tan frías, pero creo que es algo que da que pensar... Es un tema importante

      Eliminar
  5. yo siempre he querido tener hijos y no los he tenido porque no he encontrado a la persona con quien compartir esa experiencia y sola nunca he querido. creo que los hijos son algo maravilloso, lo mismo que una relación de pareja si estás bien. pierdes parte de tu intimidad pero también recibes mucho. creo que en la vida hay etapas y en unas vemos las cosas de una manera y en otras de otra . nada es blanco o negro. quizás dentro de algún tiempo vuelvas sobre este post o sobre tu vida y no veas ciertas cosas de la misma manera. un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto lo de las etapas. El problema es el paso del tiempo... Presiento que aún me falta mucho para acabar esta etapa y que si algún día la acabo y me vuelvo a plantear el tener hijos, ya será demasiado tarde, y no lo digo sólo por el hecho de parir o no.

      Si tuviera 20 años seguro que no me estaría planteando estas cosas...

      Eliminar
  6. Yo estoy de acuerdo con todos los puntos. Y te dejo un artículo de lo más interesante sobre la maternidad obligada y la falta de libertad real que existe a la hora de que las mujeres decidan ser madres o no:

    http://www.pikaramagazine.com/2016/02/la-maternidad-obligada/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el link ele, ya lo conocía pero es uno de los más interesantes que he leído ;)

      Eliminar
    2. Me encanta lo de que eres la mujer de tu vida, que gran verdad!

      Esta misma mañana he visto a través de linkedin un artículo sobre el tema...
      http://www.huffingtonpost.es/pepa-j-calero/no-voy-a-ser-madre-el-clu_b_9251822.html

      Puede que pensar así en los pros y los contras quede frio, pero ser madre es una decisión para toda la vida y en mi opinión requiere de esa frialdad. De pareja se cambia, de casa, de ciudad pero un hijo estará ahí SIEMPRE.

      Estoy de acuerdo, muy de acuerdo con lo que dices. He leído el comentario de verdades edulcoradas y en el hay algo que creo que diferencia a las mujeres que quieren ser madres con las que no. Y es ese punto de imaginárselo y sentir que quieres hacerlo que se te pone una sonrisa en la cara. A mi me es indiferente, lo imagino y no siento lo mismo. Y es tan válido lo uno como lo otro. Nosotras parimos o no, lo que está claro es que nosotras decidimos. Y no por ello dejo de ser una persona cariñosa o una persona que adora a sus sobrinos, por ejemplo.

      Y no me parece más egoísta que la mujer que quiere tenes un hijo a toda costa, sin pensar en si lo podrá mantener etc etc que las hay. Igual que no me parece normal algunas mujeres que conozco que a priori no quieren hijos pero que los tienen porque si no se les pasa el arroz y porque.. Y si luego se me despierta el instinto y ya no puedo ser madre?... Y si resulta que no se te despierta nunca....

      En fin tema complicado y aun poco aceptado socialmente. Un gran post.

      Eliminar
    3. Me encanta lo de que eres la mujer de tu vida, que gran verdad!

      Esta misma mañana he visto a través de linkedin un artículo sobre el tema...
      http://www.huffingtonpost.es/pepa-j-calero/no-voy-a-ser-madre-el-clu_b_9251822.html

      Puede que pensar así en los pros y los contras quede frio, pero ser madre es una decisión para toda la vida y en mi opinión requiere de esa frialdad. De pareja se cambia, de casa, de ciudad pero un hijo estará ahí SIEMPRE.

      Estoy de acuerdo, muy de acuerdo con lo que dices. He leído el comentario de verdades edulcoradas y en el hay algo que creo que diferencia a las mujeres que quieren ser madres con las que no. Y es ese punto de imaginárselo y sentir que quieres hacerlo que se te pone una sonrisa en la cara. A mi me es indiferente, lo imagino y no siento lo mismo. Y es tan válido lo uno como lo otro. Nosotras parimos o no, lo que está claro es que nosotras decidimos. Y no por ello dejo de ser una persona cariñosa o una persona que adora a sus sobrinos, por ejemplo.

      Y no me parece más egoísta que la mujer que quiere tenes un hijo a toda costa, sin pensar en si lo podrá mantener etc etc que las hay. Igual que no me parece normal algunas mujeres que conozco que a priori no quieren hijos pero que los tienen porque si no se les pasa el arroz y porque.. Y si luego se me despierta el instinto y ya no puedo ser madre?... Y si resulta que no se te despierta nunca....

      En fin tema complicado y aun poco aceptado socialmente. Un gran post.

      Eliminar
    4. Me encanta lo de que eres la mujer de tu vida, que gran verdad!

      Esta misma mañana he visto a través de linkedin un artículo sobre el tema...
      http://www.huffingtonpost.es/pepa-j-calero/no-voy-a-ser-madre-el-clu_b_9251822.html

      Puede que pensar así en los pros y los contras quede frio, pero ser madre es una decisión para toda la vida y en mi opinión requiere de esa frialdad. De pareja se cambia, de casa, de ciudad pero un hijo estará ahí SIEMPRE.

      Estoy de acuerdo, muy de acuerdo con lo que dices. He leído el comentario de verdades edulcoradas y en el hay algo que creo que diferencia a las mujeres que quieren ser madres con las que no. Y es ese punto de imaginárselo y sentir que quieres hacerlo que se te pone una sonrisa en la cara. A mi me es indiferente, lo imagino y no siento lo mismo. Y es tan válido lo uno como lo otro. Nosotras parimos o no, lo que está claro es que nosotras decidimos. Y no por ello dejo de ser una persona cariñosa o una persona que adora a sus sobrinos, por ejemplo.

      Y no me parece más egoísta que la mujer que quiere tenes un hijo a toda costa, sin pensar en si lo podrá mantener etc etc que las hay. Igual que no me parece normal algunas mujeres que conozco que a priori no quieren hijos pero que los tienen porque si no se les pasa el arroz y porque.. Y si luego se me despierta el instinto y ya no puedo ser madre?... Y si resulta que no se te despierta nunca....

      En fin tema complicado y aun poco aceptado socialmente. Un gran post.

      Eliminar
    5. Gracias tuki. Cierto. Esa es la diferencia. A mí me gustan los niños. Pero eso no significa que quiera tenerlos. Quizá me gusten a ratos. Pero nunca he sentido eso que sienten las que quieren ser madres al imaginarme con peques. Y de niña, o adolescente, mis otras amigas veían bebés por la calle y les hacían carantoñas, o exclamaban un "qué moooono", pero yo nunca he tenido esa reacción hacia ellos.

      Quizá si viviera 200 años quizá llegaría un momento que querría tenerlos. Ahora siento que falta mucho para terminar "esta etapa" y como el tiempo aprieta, hay que pensarlo para decidir.

      También has dado en otra clave: se camia de casa, traajo, pareja... pero un hijo es para SIEMPRE. Y yo eso del SIEMPRE, no lo llevo muy bien....

      Eliminar
    6. Ah, y gracias por el enlace, últimamente he leído bastantes del estilo pero és te no lo conocía.

      Y también alguna vez había pensado... y si ahora tengo el "instinto" maternal (lo entrecomillo porque no creo que sea un instinto) y luego tengo hijos y se me pasa?

      Eliminar
  7. Cada vez tengo más claro que no quiero tener hijos, aunque en cada visita al ginecólogo el médico me "amenace" que se me está pasando el arroz. La próxima vez que alguien me pregunte por qué no quiero tenerlos le soltaré tus 18 razones y les dejaré sin habla jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los ginecólogos es de traca.
      http://maximizandomientropia.blogspot.com.es/2010/07/me-toca-el-cono.html

      Yo creo que por lo menos, esto no me lo han preguntado nunca. Cuando me toque volver, si me lo dicen, le digo que no quiero ser madre y a ver qué pasa xD

      Eliminar
  8. Pues totalmente de acuerdo, Nosu.
    En mi caso, o no tengo reloj biológico, o no venía programado con la alarma para que me avisara de que se me está pasando el arroz. Por supuesto, cada una tiene sus razones para ser o no ser madre, pero muchas veces es únicamente por la presión social. Y con presión social me refiero a esas madres que repiten a modo de cacofonía repetitiva la frase '¿Es que no me vas a dar un nieto?'. Pues no ¡coño! Cómprate un gato.

    ResponderEliminar
  9. Es que nadie va a comentar sobre el gif de Piper y Alex? xD

    ResponderEliminar