5 de julio de 2016

En plan travesti radical

A veces las cosas no salen como las planeas, o deseas, por mucho esfuerzo que le pongas, y es que como le dije alguna vez, a veces el amor no es suficiente. Hará mes y medio que dejé a La Moza, y no fue fácil (¿cuando lo es?) pero necesario. Con el paso del tiempo, confío en que será lo mejor para las dos. No os descubro ni le descubro nada diciendo que es una persona maravillosa y deseo que sea feliz. Pero yo necesitaba avanzar y tuve que dejarla ir.

Así que ahora a adaptarse, a reinventarse de nuevo. Intentando, como dice Fangoria, estar en plan travesti radical, darle la espalda a cualquier muestra de tristeza. Aunque a veces esa actitud te explote en la cara y necesite parar de vez en cuando.

He estado bastante ausente. Como últimamente, intentando llenar mis horas con un montón de proyectos por amor al arte que al final me acaban quitando  la vida -exageración- y no me dejan dedicarme a este blog.


Este finde pasado me fui a Madrid para el Orgullo, como siempre hago si puedo, aunque el viernes por la mañana fuera uno de esos momentos de explosión y me hubiera quedado enredada en las sábanas. De repente me cogió un miedo terrible a morirme. Que se estrellara el avión, que me explotara una bomba en pleno "A quién le importa". Por suerte tiré palante. No pude concidir con nadie de allí, pero la experiencia fue espectacular.

Fue distinto, por primera vez me monté en un camión (lleno de bolleras, claro) y viví la Mani desde el otro lado y de manera más cómoda. Aunque no tuve la visión global que tanto me gusta, no olvidaré durante todo el rato ese baño de masas y el momento de llegada a Cibeles, con miles de personas que casi no llegaba la vista riendo, cantando y siendo felices. Se me pusieron de punta, de verdad.


15 comentarios:

  1. Nunca he estado en Madrid para estas fechas. No sé si me gustaría. Las aglomeraciones me fastidian bastante. Por otro lado, al principio es duro pero todo se cura con el tiempo. Por ahora, disfruta del verano.

    ResponderEliminar
  2. Si es el camino que has decidido coger.... bien hecho está. Nunca son decisiones fáciles pero a veces es necesario que alguien de el paso.
    Respecto a lo del Orgullo ni he ido nunca ni está entre mis planes dd momento, porque desde Asturias me pila pelín lejos y suelo irme de escapada o porque no me queda otra. Pero las aglomeraciones en general no me entusiasman.
    Ánimo que todo volverá a su cauce.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Yo no soy muy de Madrid para el Orgullo... será que no tengo buenos recuerdos. La que te dije insiste en que el año que viene me apunte con vosotras... ya veremos.
    En cuanto a todo lo demás... birra. Ya tú sabeh.

    ResponderEliminar
  4. Lo que pasa siempre es lo mejor. Tengo ganas de ir a Madrid con o sin orgullo.

    ResponderEliminar
  5. Seguro que pronto estaréis las dos bien y felices cada una en vuestra vida, aunque el proceso sea duro y doloroso... de haber sabido que estabas por aquí hubiera buscado un hueco para ir a darte un buen abrazo.
    Yo este año no he pisado el orgullo, suelo ir año si y año no, este no me llamaba mucho, pero me encantaría verlo desde ese otro lado. Quiza el año que viene... unas cuantas de nosotras... nunca se sabe , no?

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! El año que viene.. todas arriba de la carroza!!!

      Eliminar
  6. El Orgullo en Madrid tiene que ser una pasada, y más si lo puedes vivir desde arriba de uno de los camiones de la rúa (no soy muy fan de las multitudes). A ver que tal el de Barcelona de este finde...

    Me gusta esa actitud de ir en plan travesti radical :)
    Ánimos!

    ResponderEliminar
  7. Nosu, siento no haber leído esta entrada antes y no haber podido coincidir en el Orgullo... Veo que te lo has montado bien. Ir en carroza es un subidón tremendo. Yo lo hice en Gijón (ya ves, ni punto de comparación) y me vine arriba con mucha facilidad. El año que viene es el World Pride y promete ser la leche!! Tuki! me mola tu plan de encuentro bollobloguero.
    Sobre la ruptura con La Moza... siempre hay una parte de dolor pero si es lo que necesitabas, seguro que es lo mejor y a seguir avanzando :-)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chris! Claro mujer! Yo también estaba allí! Era el segundo orgullín? Fue cuando nos conocimos en persona y Hormiga se trajo ese armario superprofesional jaja. Y tu con fascitis... El año que viene todas a Madrid en la carroza!

      Eliminar
  8. Me gusta el orgullo de Madrid y ya llevo un par de años dejándolo abandonado, me apunto para el año que viene , lo de la carroza tuvo que estar genial, compensaremos con Barcelona ;) No dejes de hacer cosas y no dejes que las sábanas te enreden... negativamente quiero decir :) Saludos, Nono.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nono! Sisisi el año que viene a Madrid para compensar ;)
      Intento que las sábanas no me atrapen, aunque ahora en verano lo tienen difícil :)
      Besos!

      Eliminar
  9. Mucho ánimo.

    He estado alguna vez en el orgullo de Madrid (hace años ya) y se vive de otro modo. Va tantísima gente desde todos los rincones del mundo que parece increíble que todos quepan allí. Hay ganas de volver.

    Por cierto, subirse en una carroza es ya para bolleras con pedigrí xD

    ResponderEliminar
  10. Hace 3 años estaba en tu misma situación y ahora me alegro tanto de esa decisión dolorosa... La vida es maravillosa, mucha suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Tienes razón, tiempo al tiempo!

      Eliminar