16 de abril de 2018

Ponte rímel pero no te depiles

Hoy viendo a una adolescente vestida para ir a entrenar a básquet me he acordado de la primera vez que me depilé.
Rectifico, me he acordado de la bronca que me echó mi madre por depilarme.

Resulta curioso,  porque cuando era niña (pequeña) le decía a mi madre que me quería pintar las uñas (como todos los niños y niñas de 5, 6 o 7 años supongo), y ella me decía que no, que eso era de chicas mayores y que me las pintaría cuando fuera mayor.


No me las he pintado en mi vida y siempre me ha recriminado que sea más femenina, que nunca mem pinto y tal.

Luego cuando iba entrando en la adolescencia le comentaba que me quería depilar las piernas, porque en básquet todas se habían empezado a depilar y mis pelos destacaban un montón. Alargó el momento diciendo que como era rubia mis pelos no se veían, insistía en que no me depilara. Pero pasados los meses, yo veía la situación insostenible, porque vale, no eran negros negros, pero desengañémonos, se veían bastante.


Ese día no quería notar más las miradas de mis compañeras de equipo, así que antes del partido me encerré en el baño de casa y sin tener ni puta idea me empecé a depilar en seco con una cuchilla. Con la ingenuidad que mi madre no lo notara, porque total, si eran rubios y no se veían, no vería la diferencia, no?

Evidentemente se dio cuenta y me pegó la bronca, que lo había hecho mal, que ahora me crecerían más fuertes y más negros, etc (en fin, todas las falacias alrededor de la depilación con cuchilla).

Ahora me he hecho la láser para no tener que depilarme nunca más, aunque, si en esos momentos de adolescente hubiera tenido acceso a la información feminista que tienen ahora las chicas, quién sabe, quizá me daría igual tener pelos o no.

Siempre me he preguntado qué se están depilando exactamente en estos anuncios, si ya van depiladas
El caso es que es importante que las madres y padres apoyen a los adolescentes en sus decisiones, porque total, me acabé depilando mal, me agujereé la oreja con una aguja de coser porque no me llevaban a hacerme un agujero en condiciones, me enseñaron a ponerme tampones mis amigas y aprendí a poner condones y a basar mis conocimientos sobre sexo con la SuperPop. ¿Sabíais que solo al 17% de los chicos les gustan las chicas con pelo corto? Pues hasta de eso me acuerdo. Para que luego digan que los medios de comunicación no son dañinos.

19 comentarios:

  1. Pues mi madre era igual, no quiero recordar esos años, para mí traumáticos. No sé qué se les pasaría por la cabeza a esas señoras, supongo que así no asumían que nos hacíamos mayores, que conste que yo todavía no le he perdonado. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, era una manera de que todavía siguiéramos siendo niñas, aunque no lo éramos.
      Quizá si pudieras perdonar parte del trauma se irá, te animo a intentarlo. Las madres también cometen errores.

      Eliminar
  2. Hola.
    He llegado aquí de casualidad y me has recordado muchísimo al caso de mi mejor amiga, la pobre acabó depilándose con crema que le compré yo y luego se lavó con jabón, que al parecer no se podía y le salieron una especie de quemaduras horribles...un horror todo y juraba que nunca se lo haría a sus hijas, aunque nunca lo sabremos porque tiene dos niños. A mi hija le hice como hizo mi madre, le pregunté si quería depilarse y le dije las formas para que eligiera, aunque no nos parecemos porque ella aguanta la cera y la máquina eléctrica y yo no lo soporto.
    Cuando sea rica me haré el láser.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, gracias por comentar!

      Ostia, lo de tu amiga es más fuerte, menos mal que sirvió la experiencia para que no lo haga con sus hijos (quién sabe, los chicos también se depila, quizá debería hablar con ellos igualmente!).

      TE recomiendo mucho el láser, es caro pero nunca más dolor (después, la depilación láser duele pero te pones crema anestésica las primeras sesiones y listos)ni estar pendiente de pelos.

      Eliminar
    2. Tienes razón, mi hijo se depila. Y en cuanto pueda me lo haré, odio depilarme, tengo un umbral del dolor alto para todo excepto para la depilación.

      Eliminar
  3. Yo con mi madre he tenido suerte, en mi casa se ha hablado de sexo sin tabú, y más o menos todo lo hemos dialogado.
    Ahora, intento hacer lo mismo con mi hijo, aunque claro, es un niño y hay cosas que cambian, pero creo que una buena información al alcance del niño es muy importante para escoger depende que cosas en la vida.
    Por cierto... yo también me pregunto lo de los anuncios..... se depilan la nada!! así normal que se elimine "de una pasada" jajajaja.

    Te dejo link a mi blog por si me quieres hacer una visitilla.
    Muackis!!
    https://similocuramedeja.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! pues sí, eso es una suerte, que bien qque así lo pueda aplicar tambiéna tu hijo. LA educación es la base.
      me paso por tu blog

      Eliminar
  4. De cría, mi madre me pintaba las uñas porque yo se lo pedía. Luego crecí y pasé de ello. Sobre la depilación tampoco gozaba de la auyda materna: Que si era rubia y, encima, de poco vello en el cuerpo...En fin, cosas de las madres. Me decía que me saldría más vello. Y no, me sale tan poco como antes, pero salir, sale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno espoder elegir. Si ahora de mayor pasas de pintarte las uñas, pues bienvenido sea

      Eliminar
  5. Súper pop y Nuevo vale grandes revistas de enseñanza juvenil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya te digo, pero luego de adulta feinista les echas un ojo y son el horror!
      me alegro que sigas por aquí!

      Eliminar
  6. ¡Hola Nosu! Madre mía, de nuevo me parece que tenemos vidas paralelas. Con mi madre me pasó exactamente lo mismo. Insistió demasiado tiempo en que no me depilara y, claro, yo no estaba por la labor (tenía unos pelazos de impresión que me generaban complejo). Así que, un día a escondidas, cogí unas tijeras del baño y me puse a cortarlos. Imagínate el estropicio que me hice. A partir de entonces, mi madre reculó y me enseñó a depilarme con cuchilla. ¡Qué importante es escuchar a los vástagos! Un fuerte abrazo.

    P.D. He flipado con los "titulares" de la SuperPop... No los recordaba tan lamentables, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La superpop era lamentable ajjaa, y sigue siendolo ahora en su versión online por lo poco que he podido ver.
      Con tijeras? madre mía que paciencia! :)

      Eliminar
  7. Yo me pintaba las uñas en el ascensor al irme y me las desmaquillaba al volver porque mi padre decía que el rojo no era de chicas decentes(mi madre se daba cuenta y no decía nada).
    Y me arrepiento de haberme depilado de más.Mi hija de momento le parece una tontería que sus compañeras se depilen, igual que no entiende que alguien prefiera llevar falda a pantalón.
    También me perforé yo la oreja pero de todo se aprende y tampoco se les puede decir a todo sí.Lo de la educación sexual ha cambiado mucho y el Superpop ¿existe todavía?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso suena muy antiguo, que el rojo es de mujeres indecente! que fuerte.
      Pues bien por tu hija, que decida por ella y no or la presión de grupo... aunque es complicado en la adolescencia.
      Aún existe pero solo online, la versión impresa de la superpop hace pocos años que dejó de existir.
      me pregunto con qué forran ahora las carpetas las adolescentes jaja

      Eliminar
  8. Yo también sufrí ese momento depilación a las bravas y me llené de cortes los tobillos. Además de las piernas me lancé con el bigote y las cejas...era dios con la cuchilla en la mano.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. dios que miedo, he visto la imagen! cejas con cuhiclla?? eso es ser ninja!

      Eliminar
  9. Yo me depilé la primera vez con cera y nunca mas! yo no aguanté.. soy de bello rubio como dice tu madre y me he depilado siempre con cuchilla.. siempre me han salido flojos y cada vez menos.
    Con el pendiente también lié una buena... vamos a decir que no aguanto mucho el dolor! Jaja!!
    Siempre voy leyendo pero nunca escribo.. te sigo desde hace tiempo por mi otro blog pero decidí dejarlo y abrir uno nuevo.. a ver si ahora tengo mas ratitos para escribir.
    Un saludo Nosu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es durísima la cera, yo llegó un día que decidí que nunca más y me pasé a la cuchilla, y por fin, al laser, basta de sufrir.

      Pues a ver si te animas a comentar más, me paso por tu nuevo blog, no sé si conocía el antiguo tuyo :)

      Eliminar