9 de octubre de 2010

Ahora empieza a dolerme el mojito

He vuelto de mis birras. Ya me excusaréis mis patéticos fallos de formato, pq la ortografía espero conservarla. es penoso que de 8 mails 4 sean alertas de pisos, 2 sean forwards (aún hay gente que osa mandarme de eso?), uno un mail que me he enviado a mi misma desde el trabajo y otro sea spam.

La verdad es que me he aventurado demasiado a hablar, con mi faringe tan sensible que aún tengo, pero ha estado bien, parte de risas, parte de conversación existencial.... al volver en metro había un chico que me sonaba: será que ha treabajado en mi curro en seguridad? hay tanta rotación que ni me acuerdo de las caras. Heconseguido sentarme delante de él y a su lado he encontrado la respuesta: es camarero, pq a su lao está LA camarera de un frankfurt al que voy/iba a menudo.

Me estoy petando los tímpanos con mónica Naranjo, una de las que suelo ponerme cuando mi alma quiere gritar sin pensar.

Definitivamente le queda mejor el uniforme, no sé si lo he dicho públicamente alguna vez pero las camareras suelen perderme. Quiero matar al que está enfrente, porque d elos 4 sitios que puedo ver, justo se ha puesto delante de ella tapándome la visión durante 5 paradas. Por fin se baja, pero ella, si tras un cuarto de hora de mirada penetrante (supuestamente seductora, aunque imagino que en realidad es soñolienta y borrachuza) no me ha dedicado más de dos segundos, y ni me mira al bajarme, puedo concluir que su aspecto hetero se confirma, o no soy su tipa.

A dormir i tapa't. (que vendria a ser... calentita y a la cama pero jódete, en freestyle version)

1 comentario:

  1. Efectos secundarios de las salidas nocturnas, duran lo que dura la resaca :P
    P.d. Mónica Naranjo funciona muy bien para "esos momentos".
    Saludos Nosu.

    ResponderEliminar