15 de noviembre de 2010

Insensible

Señoras, ya no me emociono. Es un hecho.

Algunas me preguntásteis qué tal el concierto de Marlango. Bien, la verdad es que estuvo bien, pero se confirmó mi sospecha después de un concierto hace unos meses: ya no me emociona como antes, no me transmite. Hasta me encontré pensando en otras cosas en varias ocasiones y ni me enteré que terminaba la canción. Con ese maquillaje, ni guapa encontré a Leonor. Dios, qué me está pasando.


Ayer igual. Salvo en un par o tres de ocasiones, ni el Circo del Sol me emociona, a pesar de su belleza plástica increíble. Yo, que a veces lloro con anuncios.
Cuesta construirse un blindaje de permealibilidad selectiva, se ve que me he blindado frente a cosas que no debería y me he quedado vulnerable a otras. Qué caca.

Estoy por mudarme a un piso más grande, más céntrico y más caro. Estoy acojonada por los hipotéticos cambios. Al final tendré que trabajar en negro, o algo. Pero si este no sale bien, dejo de buscar. Estoy harta de esta sensación de estar esperando algo y que no llegue, sea lo que sea. Equilibrio, dinero, descanso, lo que sea. Quizá por eso tampoco disfruto los espectáculos, y en cuanto me doy cuenta, han terminado.

13 comentarios:

  1. No me puedo creer que esté leyendo esto. Que Leonor ya no te emociona y yo aquí en mi casa y tú viendo el concierto. Muero. xDDDDDDDD

    Y sí, si le hubiera podido sumar sexo a todo lo de la entrada, hubiera sido ya redondo. xD

    Anda, tonta, ya verás como se te pasa la no-emoción. :P

    ResponderEliminar
  2. haz algo! si te la pegas, te recogemos :)

    con Mónica seguro que no te pasa xDD

    ResponderEliminar
  3. No hay que emocionarse tampoco con todo. A cada uno le toca la fibra lo que se la toca. No te preocupes.

    Ánimo! No dejes de buscar piso o lo que sea que buscas aunque ni lo sepas.

    Bsus de Amp

    ResponderEliminar
  4. BUTTER, pues sí hija sí!

    JEI, vienes a mónica o qué! coño!!!!!! Tengo mal recuerdo del concierto que vi porque hacía menos de un mes que me habían dejao, asíq ue también será concierto terapia! jaja .Por cierto, tengo pastora enn la recámara, os apuntais o que! Q estoy harta de ir sola a los eventos!

    AMP, gracias. sí que es cierto que cada una se emociona con cosas diferentes, pero como con esto antes me emocionaba...

    ResponderEliminar
  5. cuándo es pastora?

    me mandas mail y me dices por dónde tienes tú las localidades de Mónica?

    ResponderEliminar
  6. Bueno tampoco te rayes...no tiene porque emocionarte todo, y también puede ser una época...ya vendran cosas que te emocionen...

    ResponderEliminar
  7. Hija, yo lloro con las cosas más absurdas y luego cuando hay algo "realmente emocionante" me quedo tiesa como la mojama. No se que me pasa.
    No hay vez que vea Armaggedon que no llore, y luego veo un emotivo reencuentro en el diario de Patricia y nada....xD...

    No te preocupes. El ser humano es asi de peculiar.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que es más una época. A mí me pasa de tener fases en las que ni fu ni fa todo lo que me pasa (y luego lloramos con anuncios como el del Aquarius, ay :'(
    Mucho ánimo. Me niego creer que la coraza que ponemos para evitar cosas malas tape también las buenas.
    Un besitooo!

    ResponderEliminar
  9. Ains hija, pues yo que lloro CON TODO!! Hasta con Forest Gump (no se si lo he escrito bien) lloré en su dia.

    No tengo remedio :) Aunque estoy con utopia, yo creo que mas bien va por epocas...


    BEsito!

    ResponderEliminar
  10. No creo que la gente se vuelva insensible, suele ser más un problema de maduración hacia otras emociones, o simplemente de bloqueo.

    ResponderEliminar
  11. no te preocupes ... a mi si que me sigue gustando Leonor ... ya me encargo yo :)

    ResponderEliminar
  12. A mi me pasa mas o menos lo mismo, cuando lo has pasado mal durante un buen tiempo, te creas una coraza, que no solo te protege de lo que quieres, sino de todo, hasta el punto de que a veces te crees que eres un cabron, pq a veces no te emocionas por nada.

    Eso si, aun asi, cuando te pilla bajo, te hartas de llorar, yo la ultima vez, con la peli "De puerta en puerta", la historia real de Bill Porter, un vendedor discapacitado, que se acabo convirtiendo en el mejor vendedor de su empresa.

    Besitos. Fher.

    ResponderEliminar
  13. Yo soy una llorica empedernida pero estoy contigo, precisamente llorar no es lo que haría con la Watling... un saludo!

    ResponderEliminar