6 de enero de 2013

Noche de Reyes




Ayer miraba por la ventana la cabalgata de Reyes del barrio. Es lo que tiene vivir en el meollo, es genial percibir como dejan de oírse coche y se empieza a oír la multitud cada vez que hay una fiesta mayor o celebración.



Yo no soy muy de fiestas. No sé si será pereza extrema, o no tengo esa ilusión por celebrar cosas. No soy ni de carnavales, ni San Juan, ni año Nuevo ni tan siquiera de cumpleaños, ni de amigos invisibles... No sé cuando apareció ese pasotismo por las fiestas, o pereza, repito, pero me dan igual. Sé que con cualquier excusa los humanos nos inventamos cualquier fiesta por salir de la rutina pero... nunca me apetece participar. Con las Navidades me he reconciliado un poquito, pero me sigue poniendo nerviosa todo el mundo deseándose lo mejor y tal, que si feliz navidad (cuando el resto del año se cagan en dios), estresándose por los regalos...
Nada, tacharme de rancia si queréis. Las celebraciones ni fu ni fa, y me flipa cómo se emociona la gente para preparar el carnaval, el amigo invisible, el cumpleaños. Quizá me viene de pequeña, recuerdo que cuando me empezaban a cantar el cumpleaños feliz me ponía a llorar y me escondía en el baño. No sé por qué, pero no podía soportarlo, me invadía una tristeza extrema.


Total, que ayer, viendo la cabalgata, pensé en esas sensaciones que hace mucho, o que nunca más he vuelto a sentir. Por ejemplo, esa especie de emoción de la noche de reyes. La primera vez que vi un concierto de mi ídolo.La primera vez que fui a un entierro. La primera vez que lloré de alegría por alguien que no era yo. La primera noche de amor. La primera vez que me tiré por una montaña rusa. Cuando olía la panadería del pueblo. Cuando el médico me daba un sugus. La primera vez que me castigaron en el colegio.

Creo que hay sensaciones que nunca volverán, por lo menos de la misma manera. Pero a veces aún me sorprendo con emociones nuevas, aunque quizá serán difíciles volver a vivir. Y aún así, eso, es genial. 



10 comentarios:

  1. Nosuuu, FELIZ DIA DE REYES!!!

    ¡TE QUIERO! recuerdas la sensación del primer te quiero de alguien que no era tu familia? hala! a recordar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Comparto tu pasotismo con el tema celebraciones, sobretodo con el Carnaval (es la fiesta que más odio y me deprime del mundo!). Con las Navidades también me he reconciliado un poco gracias a mis sobrinitos.

    Las primeras veces son inolvidables y nunca vuelven pero en el gusto por la repetición se esconde algo de esas primeras emociones.
    La vida es larga e imprevisible, seguro que hay muchas más primeras veces de algo esperándote ;)

    ResponderEliminar
  3. Me reconforta este post. Pensaba que era la única pasota de estos lares. Y esta deber ser la primera vez que lo confieso. Felices días, todos los que estén por venir. Solo.

    ResponderEliminar
  4. Hiro: A mi tampoco me gustaban los carnavales (y siguen sin gustarme mucho) hasta que vi las galas drag-queen de Las Palmas de Gran Canaria y viví los Entierros de la Sardina allí mismito. La única vez que me fuí bailando detrás de una carroza fue en el Entierro del 2007 (sabía que era el último) y lo recuerdo como algo muy divertido, hasta repetiría. Salu2. Solo

    ResponderEliminar
  5. Yo también detesto las festividades "obligatorias". Hasta ahora aceptaba la navidad por aquello de reunir a mis hijos, pero hace ya tiempo que los reuno sin una razón específica y me horroriza estar contenta porque hay que estarlo, por ejemplo en Navidades.
    De Carnavales ni hablar: sólo fui una vez y salí corriendo y eso que eran los de Cádiz...
    Los cumples sí que me gustan (menos el mío y no es por cumplir años). Quizás porque me gusta hacer regalos y sobre todo con amigas/os a los que ves en contadas ocasiones.
    En realidad disfruto mucho con reuniones pequeñas en las que todo el mundo interactua, pero cosas multitudinarias.... ufff, me entra agarofobia.

    ResponderEliminar
  6. La mayoría de las fiestas también me dan igual, excepto la fiesta del patrón de mi ciudad, que es en dos domingos y no estaré (Y lo sentiré, y mucho) y alguna otra. Ese día siempre ha sido, es y será especial, aunque esté a 500 kms.

    ResponderEliminar
  7. ayyy yo soy todo lo contrario, bien tu lo sabeh, jajaaja! bueno, cada uno tiene su forma de disfrutar las cosas. Yo en el orgullo te vi tranquililla pero en los ojos y en la sonrisa se te veía pasándolo pipa!

    Por cierto, este orgullo 2013 con el armario versión 2.0 será apoteósico.

    ResponderEliminar
  8. ayyy yo soy todo lo contrario, bien tu lo sabeh, jajaaja! bueno, cada uno tiene su forma de disfrutar las cosas. Yo en el orgullo te vi tranquililla pero en los ojos y en la sonrisa se te veía pasándolo pipa!

    Por cierto, este orgullo 2013 con el armario versión 2.0 será apoteósico.

    ResponderEliminar
  9. BLAU: pues la verdad es que no recuerdo el primer te quiero. Qué fuerte eh? Será porque no sentía lo mismo. Sí que recuerdo el primer "estoy enamorada de ti", me chocó más que el te quiero. Y recuerdo perfectamente lo que sentí cuando me lo dijo la Moza ;)

    HIRO: tienes razón, aunque para muchas cosas no sea la primerz vez, depende como, se siente casi casi casi lo mismo

    SOLO: pues qué bien que lo hayas confesado! Yo creo que hay mucha gente más, lo que pasa es que es fácil arrastrarse por los demás en esto de celebrar las fiestas, me incluyo.

    ISA, pues sí, lo malo de las navidades y las festividades en general es eso, que hay que sentirse feliz "porque sí"... Pero la gente que le gusta lo está de verdad

    JULI GAN, sí, como me recuerda hormiga más abajo, creo que también tengo alguna excepción....

    HORMIGA, En el Orgullo había dormido poquíiismo, de ahí los ojos y la tranquilidad, pero,... creoq eu has encontrado la única festividad que e ssagrada pa mí y me lo paso bomba!!!! EN SERIO vais a hacer el armario 2.0?? Siii? Que me pillo los billetes ya y fuck the rest of the world eh! jajaja

    ResponderEliminar
  10. Pues yo siempre pienso en que aún quedan cosas que me sorprenden. Aunque últimamente estoy de lo más pasta siempre he sido muy de fiestas con sentimiento.. Esta bien que de vez en cuando sientas ese cosquilleo en el cuerpo

    ResponderEliminar