18 de marzo de 2013

A veces me siento imbécil

Parece mentira como ante ciertas situaciones aún tenga dificultades para decir no ocultar la verdad, y si esto conlleva revelar mi bollerismo a personas desconocidas, más.
He empezado a hacerle pruebas a mi perra y esta tarde he ido a por los análisis que le hicieron la otra semana. En escena, recepcionista estúpida, auxiliar simpática y de repente, por causalidad aparece... la veterinaria. Ay la veterinaria. Me ha tocado una veterinaria que está de toma-pan-y-moja, con deciros que es la doble de Dolo Beltran, mujer amada por mí... se parecen mucho físicamente y habla igualito (una especie de pasotismo sensual-provocador).

La Dolo

Vaya, que me quedo lela cuando me da todas esas explicaciones médicas con su pijama rojo de trabajo. No sé si es bóller, podría serlo, yo es que ante estas inalcanzables ya desactivo el radar para que no me dé falsos positivos. Si lo fuera podría estar leyendo el blog en estos momentos, con lo cual a mí se me caería la cara de vergüenza la próxima vez que vaya a consulta si relacionara el post con mi persona. OK, me dejo ya de pelis surrealistas, pero cosas más raras se han visto en el mundo de los bolloblogs... por experiencia lo digo.


El caso es que hay que hacer más pruebas, pero no he sabido cómo decirle que quizá la llevamos a otro veterinario, porque este mes le toca a mi ex que vive en otro sitio. Y por no explicar delante de todo el mundo el rollo de la custodia compartida de un perro, y porque de paso, si hablo de mi ex, se relevaría su género, sólo he atinado a decir que me marcho de vacaciones de semana santa. Que es verdad, pero me he sentido igualmente gilipollas, yo que intento por encima de todo la visibilidad. Y es que esto de salir del armario durante toda la vida a veces es costoso.



Si hubiéramos estado a solas... quizá se lo hubiera dicho, o quizá no. Más que por la confianza absurda que se genera entre bolleras (aunque no sé si lo es, el ladrón cree que todos son de su condición), por el bien del bicho, porque no quiero que piense que voy a otro veterinario porque no me convence su veredicto y porque a los médicos siempre intento decirles la verdad. Aunque sean ginecólogas operadas que no entienden que las lesbianas no usamos anticonceptivos.

Fuera del armario con todos mis conocidos y mira que me cuesta decir una frase que revele mi orientación ante desconocidos... un defectillo que tengo que pulir. ¿A vosotras os pasa? Y no me digáis que se hace porque a nadie le interesa con quién nos vamos a la cama, porque si tuviéramos que decir mi ex marido, ni nos plantearíamos esa excusa.

14 comentarios:

  1. Pues si, a mi tb me pasa, sobre todo en esas situaciones en que me preguntan...vosotras sois hermanas no?? y tu te quedas como "ehhhhhh bueno .... vivir vivimos juntasssss, pero..."

    Creo que es algo que tenemos que pulir muchas bollis, no solo tu ;)

    Y por cierto, donde decías que llevas a tu perro??? que yo voy ipsofacto con mi gatejo si me atiende Dolo!!!

    ResponderEliminar
  2. yo tampoco lo digo... me bloqueo, cierto es.

    por cierto, como soy muy perra, igual me paso por la veterinaria esta, que me haga un repaso o algo jajajaja

    pd: crees que te leen todas la bolleras (en el hipotético caso de que "laDolo" lo fuera)?????? Sobrada!

    ResponderEliminar
  3. Tia pues a mí casi que lo contrario, no es que vaya por ahí soltándoselo al primero que pasa, pero es verdad que desde que empecé a trabajar y me desarmaricé y más aún desde que se lo solté a mis padres me importa una mierda tener que decirle a quien sea que soy bollo, más aún cuando no me toca nada y me va a dar igual lo que piense o deje de pensar.

    ResponderEliminar
  4. A mí me pasa hija, con anillo de casada puesto que tengo y todo. Es un perezón y según te pille el día, sueltas una trola que no te crees ni tu, o lo dices con toda la naturalidad del mundo.

    Oye eso sí, la historia de la veterinaria tiene que tener segunda parte o algo! Hay que volver a verla!

    ResponderEliminar
  5. Futura veterinaria bollera19 de marzo de 2013, 19:20

    Vamos, que le vas a poner los recuerdos de las vacunas sí o sí eh! jajajajaja

    ResponderEliminar
  6. Jaja Jei, ya se q es una sobrada, pero teniendo en cuenta mi historial de encuentros...

    Yo antes de decir trola prefiero callarme... porque el dia que dije que tenía novio en lugar de novia fue demasiado pa mí

    ResponderEliminar
  7. Te entiendo, Nosu, porque a mí a veces también me pasa, aunque cada vez menos. Pero me pasa sobre todo con la familia (la que no vive en casa, que ahí ya estoy totalmente fuera del armario). Estas Navidades me he vuelto a ver a mí misma dando respuestas estúpidas y largas, pero bueno, tiempo al tiempo.

    ResponderEliminar
  8. ¿Sinceramente? No te sientas imbécil, siéntete auténtica. Cuando no lo dices es porque qué quieres que te diga? No tienes porqué dar explicaciones a diestro siniestro.

    Por cierto, cómo va el proceso de "salida del armario" de la Moza?

    ResponderEliminar
  9. yo no se si realmente si pasa por aquellos de "a quien le importa con quien duermo", pero la verdad es q no siempre digo con quien estoy casada o si estoy casada. Aunque, siendo completamente sincera, alla lejos y hace tiempo, cuando tenia "novio" y no "novia" tampoco lo decia siempre...
    Creo q uno en geneal es muy protector de su intimidad y la cuenta segun a quien, segun la situacion y segun se de.
    Yo q tu no me haria mucho rulos, me limitaria a pensar q hay gente con la q si te surge compartir algunas cosas de tu vida y otras con las que no. O q hay gente q en las situaciones correctas no tendrias ningun problema en contarles (como me parece q fue el caso, si solo hubieras estado con la Vet Buenorra, otro gallo cantaria, no? )
    Como ya preguntaron, me animo a tirar del hilo, como va la salida del armario de LaMoza?
    besitos

    ResponderEliminar
  10. Al principio es normal que te sientas un poco estúpida desvelándote ante desconocidos, pero ante los beneficios que puede reportarte se te va pasando y al final te conviertes en una desvergonzada, como servidor.

    ResponderEliminar
  11. A mí también me pasa, Nosu. Tuve una época de salir del armario a saco, pero de un tiempo a esta parte, me da un perezón... Mentalmente soy muy pro-visibilidad, pero en el día a día... paso ampliamente, es para matarme :P

    ¡Me ha hecho muchísima gracia lo del rayo de luz, jajaja!

    ResponderEliminar
  12. A mí también me pasa, pero como ya han comentado las demás es por pereza, comodidad o por un bloqueo repentino. Eso de salir continuamente del armario es cansino.
    Con el tema ginecólogos me pasó algo muy parecido a ti, jaja

    ¿Y dices que tu veterianaria se parece a la Dolo?! Ok, si me das la dirección de tu veterinaria me compro un gato hoy mismo XD

    ResponderEliminar
  13. Nabuconodosorcita31 de marzo de 2013, 3:04

    Nos pasa a muchas, y yo soy de las que luego se siente mal... pero me resulta bastante difícil decirlo cuando me hablan dando por hecho que soy hetero...
    En cuanto a lo de la ginecóloga, después del típico interrogatorio sobre anticonceptivos y mi confesión de que mi pareja era una chica, me dijo que me hacía una citología no sé cómo porque claro, yo estaba cerrada.... no sé qué piensa que hacemos dos mujeres en la cama... o qué no hacemos...

    ResponderEliminar