11 de marzo de 2013

Objeto sexual

Antes que nada, deciros que el tema piso está en standby, ya que ni ayuntamiento ni mi casero me han dicho nada, así que hasta la próxima rayada.

El cine
Hoy vengo a preguntaros algo que me he estado cuestionando desde que abrí este blog, y en definitiva, desde que empecé a ver las mujeres también desde la perspectiva sexual. Cuando me definí como lesbiana, en esta época y en este país, una de las cosas que hizo sentir "libre" es que podía opinar sobre sexualidad, es decir, no avergonzarme por poder comentar en público "¡qué tetas!", terreno vedado hasta el momento a los hombres. Podía vestir "no femenina" si me daba la gana, podía jugar a fútbol, en definitiva, no tenía que excusarme por no comportarme como una señorita. Sí, somos muy diversas y ahora no puedo entrar en un debate sobre construcción de género, pero ya me entendéis. Podía ser yo misma y resulta que yo tiré por ahí.

Presentadoras de informativos
Pero he aquí la paradoja: realmente es eso por lo que han luchado y luchamos las feministas? Es ético que como mujer, cosifique sexualmente a las demás? ¿Cómo evitarlo? La liberación sexual de la mujer, en el caso de las lesbianas, me resulta algo contradictoria. Por una parte, gracias a ella, aquí estoy escribiendo y vosotras leyendo, en lugar de haciendo la cena a mis hipotéticos 4 hijos y a mi marido, que es el que traería el dinero a casa. Por otra, cada X posts, os ofrezco fotos de mujeres photoshopeadas y transformadas como objeto sexual y veo series o pelis porque las actrices "están buenas".

La publicidad


¿Cómo escapar a la educación patriarcal y heterosexista en la que hemos crecido? ¿Cómo proteger a nuestros hij@s de esos referentes que impone la sociedad? No es por quitarme responsabilidad, pero no hace falta más que encender la tele o Internet y ver cómo se presenta la mujer en los medios, nuestros grandes referentes. Y eso nos perfora el inconsciente, tanto de hombres como mujeres y demás, y da lugar a violencia contra las mujeres, contra hombres que no se comportan como "hombres", a desigualdades laborales, a desigualdades sociales. Y lo que es peor: nos convierte en mujeres machistas, vamos contra otras mujeres y contra nosotras mismas.

Os recomiendo mucho el documentos TV de ayer, "Miss Escaparate" que analiza la presencia de la mujer en los medios y las consecuencias nefastas que puede tener. Da que pensar y revela datos alarmantes.

Misses infantiles. Ten padres pa esto.

¿Cómo debemos sentirnos como mujeres lesbianas ante estos comportamientos e imágenes? ¿Si fuéramos heteros y estuviéramos cosificando los hombres, nos estaríamos peguntando esto? ¿Dónde está el límite entre libertad sexual y censura?

Sí, ella también

13 comentarios:

  1. sólo con leer el título del post ya sabía que estabas hablando del documental de la 2 del domingo. ¡Tremendo! Me dejó to loca a mí también y no sé responderte a tus preguntas porque yo me hice unas muy similiares...

    ResponderEliminar
  2. No he visto el documental, espero hacerlo. Prefiero releer y meditar sobre tu entrada antes de opinar, pero, si duda alguna, te doy la enhorabuena por lo que has abordado. Salu2. Solo

    ResponderEliminar
  3. Pues yo no he visto el documental, pero leyéndote me ha llamado la atención la frase de "no me tengo que comportar como una señorita". Ese es un corsé social. ¿Porqué tienes que estar pendiente de comportarte como tal? Eso es castrador (Y no me refiero al recorte de genitales). Cercena tu libertad.

    También me ha llamado la atención eso de "hacer la cena a mis hipotéticos 4 hijos y mi marido". ¿Se supone que no tienes una vida laboral, porque sólo trabaja el varón?

    Como ves, lo que me llama la atención son las imposiciones sociales de los roles, tanto masculinos como femeninos. Lo que debemos y no debemos hacer para que no nos tachen de desviad@s. Pesa tanto....

    ResponderEliminar
  4. JULI GAN, me refería a eso, a que gracias a ciertas pioneras de las que hemos heredado la libertad sexual, el derecho a voto, al trabajo remunerado etc, no tengo que ceñirme a esos corsés sociales ni depender de un hombre que me mantenga. Probablemente si viviera en la época de mis abuelas o bisabuelas estaría haciendo eso, quizá ni me habría querido enterar que soy lesbiana...

    Pero por otro lado, todo eso conseguido, esa libertad, tener esa voz para decir "olé tú, qué buenorra estás", hace que encuentre cierta similitud con el comportamiento machista de toda la vida y se me cruzan un poco los cables. O este cruce de cables es otra imposición del subconsciente de que el sexo es tabú, y más para las mujeres?

    ResponderEliminar
  5. Buena reflexión! muchas veces me he planteado lo mismo (todavía no he visto el documental que comentas pero lo haré).
    ¿Cómo escapar de la dinámica sujeto-objeto del deseo que ha impuesto el sistema heterosexista? ¿Cómo evitar esa cosificación del cuerpo femenino que hemos aprendido de la ideología patriarcal?
    Tal vez inventando otro lenguaje del deseo, un lenguaje donde no haya sujetos ni objetos. Un deseo lésbico libre y ajeno a la ideología dominante. ¿Y cómo se hace eso? he aquí el reto.

    ResponderEliminar
  6. Hombre se tiende muchas veces a simplificar las cualidades de una mujer dando más importancia a los comentarios que propician nuestros bajos instintos, pero hay que tener en cuenta el contexto y el tono, que a veces es claramente humorístico. Muchas veces ser estricto en las formas de manera constante puede desencadenar cierta antipatía y ser contraproducente con los objetivos, creo.

    ResponderEliminar
  7. Hola. Tu blog me ha hecho sonreir, y eso es estupendo. Te seguiré leyendo. :):):)

    ResponderEliminar
  8. Joder, qué miedo las fotos de las misses infantiles... Creo que esta noche voy a tener pesadillas :S

    ResponderEliminar
  9. Sí, Nosu, si lo sé. Lo que pasa es que, quieras que no, los corsés sociales (Los roles, vaya, y no precisamente de oro con una x al final, jeje) siguen existiendo. Y vete en contra, que todos te señalarán. También es cierto que más en EEUU que aquí (Ya ví el documental)A pesar de lo que hemos andado, el corsé, aunque elástico, sigue siendo corsé.

    Bon cap de setmana :)

    ResponderEliminar
  10. La mujer ha sido símbolo de belleza desde el principio de los días tanto para hombres como para mujeres. Otra cosa es que se haya sexualizado tanto a la mujer como para llegar al punto de venderte una caña de chocolate con rasgos femeninos y voz de actriz porno.

    P.D- Las minimises dan yuyu.

    ResponderEliminar
  11. Las minimisses deberían estar pidiendo cita pero que ya, en terapia psicológica infanto-juvenil para ver si es posible paliar algo del daño ya hecho... A sus padres y madres los doy por perdidos ya.
    Besos.Lenteja

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena por el post. Es un tema delicado por sus muchas variables.. Los medios claro que tienen mucho poder, pero ahí está la educación o el tiempo que le dediquen los padres a los hijos para hacerles ver lo que realmente es importante en la vida, pero clarohay gente que donde no hay no hay patata.. y para protegerles, encaminarles a tener una personalidad lo más fuerte posible. Porque una vez que se es adulto, ya si tienes poder de elección (en principio) para decidir sobre a lo que dar importancia, de ahí lo básico que es lo importante para cada uno? Hay personas que con su actitud se degradan solas.. y luego hay que tomarse muchas cosas con cierto sentido del humor tb. A tod@s nos gusta lo bello..eso si lo que es bello para cada cual.. que las chicas de las fotos son muy apañas, y no por pensar eso valoro más sus tetas que su inteligencia, sino lo contrario. Pero si, es importante lo que cada cual decide valorar que es lo que quiere que lacompañe en su vida, y que quiere ser unas tetas bonitas, tener una brillante carrera profesional...aunq no es incompatible..

    ResponderEliminar
  13. Me anoto el documental sin duda alguna (y lo identificada que me siento contigo en el principio de tu post) ^^

    ResponderEliminar