18 de octubre de 2014

Las feministas sois unas quejicas

Hace unos días me dijeron que las feministas nos quejamos por todo, que vemos machismo por todos lados y que somos unas exageradas. Supongo que al feminismo le pasa un poco como al movimiento homosexual, tenemos tan interiorizado el discurso machista y homofóbico que damos por "normales" cosas que en realidad no deberían serlo. Lo que no me gusta es que esos reproches vengan de mujeres o personas LGTB y que a los que alzamos la voz se nos trate de quejicas, como preescolares que damos pataletas y tenemos berrinches porque sí. No soy ni mucho menos una entendida en feminismo pero poco a poco intento aprender del tema y ser más consciente de la realidad que nos rodea, igual que intento mantenerme al día de noticias relacionadas con el mundo LGTB para no ser de esas que piensan (y se lo creen) que ya está todo hecho.

El otro día estaba recibiendo una formación sobre drogas, y a pesar que las formadoras eran dos mujeres (y presumiblemente una de ellas entendía, pero eso ya es apreciación mía) me llamaron la atención algunas cosas. Por ejemplo, hablaban que por donde más se puede conscienciar a los adolescentes es en cómo afectan a las relaciones sexuales. Entonces dijeron:

Las drogas pueden propiciar relaciones de riesgo. Dejando de lado la violación, si estás bebida o drogada (en femenino) quizá tengas relaciones con alguien que no las hubieras tenido o tienes un embarazo no deseado. 

Yo interpreto: la responsabilidad de quedarse preñada o coger/dispersar una ETS es de la mujer por ir borracha. No esperemos encontrar algún chico (evidentemente no contemplaban relaciones les) que diga a la chica: "mira, tengo muchas ganas pero no voy a acostarme contigo porque no estás en condiciones y no quiero que luego tengaMOS consecuencias no deseadas".


¿Es sexista este cartel?


Las drogas afectan al desarrollo de la relación sexual. Durante la excitación hay erección en los chicos y lubricación en las chicas -para simplificar-. Como algunas drogas son vasoconstrictoras, y básicamente el pene se pone erecto porque se llena de sangre, puede que no haya erección.

Yo interpreto: a la hora de la verdad lo que importa es que haya erección, sino no hay relación sexual satisfactoria. Para qué hablar en las mujeres si las drogas afectan a la lubricación, a dificultades para llegar al orgasmo, a menor intensidad de sensaciones...


Y alguna más que no recuerdo.

Yo no creo que sea tiquismiquis, simplemente creo que hay que dar importancia a las pequeñas cosas y a los pequeños comentarios para tener luego adultos emocionalmente estables. Un simple "maricón" en el patio del colegio a los 13 años o un  "chica, es normal que tu novio te grite" pueden hacer mucho, mucho daño, no sólo a la víctima, sino a la sociedad por no señalar a las personas que perpetuan estos modelos de superioridad de unos sobre otros.





8 comentarios:

  1. Al hilo de lo primero, un interesantísimo artículo que todo el mundo que piense que "somos unas histéricas" debería leer:
    http://gentedigital.es/comunidad/anderiza/2011/12/20/son-unas-histericas/

    ResponderEliminar
  2. Absolutamente de acuerdo. Me ha encantado la imagen final.

    ResponderEliminar
  3. De verdad, quien no vea un androcentrismo descarado en lo que comentas, es que tiene menos luces que un gato de escayola. Pero para eso estamos nosotras: poner el dedito ahí donde les duele a las 'veneradoras de la pilila', ésas que dicen que no necesitan el feminismo 'porque les encanta que les piropeen', y paridas semejantes.
    Y si señalo a las mujeres, no es heterofobia misógina, sino que me resulta mucho más absurdo escuchar/leer comentarios defensores de la mentalidad tradicional procedentes de mujeres que de hombres. Creo que es fácil de entender...

    ResponderEliminar
  4. Mara, gracias por el enlace, me ha llevado a otras páginas muy interesantes sobre el tema

    ResponderEliminar
  5. El ninguneo es habitual en todo hacia la mujer. El miedo sí que está dedicado a nosotras. Miedo a salir sola, miedo a como te vistas, miedo al grado de embriaguez...pero siempre tiene una que ser responsable de la depravación de los demás. Ah, conozco a hombres racionales de esos que se han negado a acostarse con una chica demasiado bebida, y la han llevado a la puerta de su casa para que la durmiera, lo cual dice mucho de su educación. No todo está perdido.

    ResponderEliminar
  6. Cuanto más me dicen por ahí que el feminismo esta pasado de moda y que los gays no tenemos ya nada que reivindicar, más me cabreo, mas leo y mas concienciada estoy....
    A veces pienso que la sociedad en vez de ir para adelante va para atrás.
    Mara muy interesante tu enlace, me parece increíble que una vez leído me de cuenta que por algunas de esas cosas tb pase yo.

    ResponderEliminar
  7. es horroroso que en la vida de cualquier mujer tengamos estos episodios de violencia en la calle, yo sin pensar mucho, de niña-adolescente se me vienen cuatro a la cabeza. Y eso sin contar los silbidos/"piropos".
    Al leer el enlace que puso Mara me vinieron a la mente, hace por olvidar pero siempre nos queda ahí

    ResponderEliminar
  8. He comentado este artículo con una, SOLAMENTE UNA persona, y entre las dos, en diez minutos, tenemos más de una docena de historias asquerosas.
    Para que digan que somos unas quejicas y que está todo hecho.
    TERRIBLE.

    ResponderEliminar