8 de octubre de 2014

Propósitos de cambio de ciclo

Me apetecía escribir un post chulo y currado, pero no tengo mucho tiempo para dedicar a internet hoy.
Necesito tiempo para mí. Tiempo para gestionarme el estrés y la mala leche general, el derrotismo.
En el trabajo no estamos muy bien. Planea sobre nuestras cabezas la sombra de la desmotivación, de hacer más de la cuenta, dar, no recibir, proponer soluciones  a los problemas, ver que no se resuelven... Así que empezamos a rajar de todo y nos pegamos el mal rollo los unos a los otros. Mal vamos si entramos en esta dinámica. El pasotismo también es peligroso. Así que de momento intentando capear el temporal como se pueda e intentando que no afecte al resto de mi vida, cosa que es difícil porque me veo envuelta en la rutina aburrida.

Sé que es totalmente una cuestión de actitud, porque no pasa nada grave alrededor que me condicione, así que estoy haciendo esfuerzos sobrehumanos para cambiar. Cambios pequeños, esperemos que con resultados satisfactorios.

En primer lugar lo que siempre se dice y nunca se cumple: dormir más. La falta de sueño me hace hasta encontrarme mal.

Segundo, intentar comer mejor. Aunque necesite más tiempo, intentar cocinar para cada día y dejarme de platos preparados. La rutina del táper es chunga, pero se puede mejorar.

Tercero, hacer deporte en serio. Ya he empezado y espero seguir habitualmente para ir consiguiendo pequeñas metas. Endorfinas.

Cuarto, menos internet y más leer, videojuegos y otras cosas que no suelo hacer y de pequeña me encantaban.

Y a partir de aquí ver si necesito huir de la ciudad o si en realidad o que quiero es huir de mí misma, cosa que he intentado otras veces y es bastaaante jodido, por no decir imposible.

8 comentarios:

  1. será el otoño, la luna llena o la crisis económica que llega a lo existencial? Si que andamos bien, si........

    Para mí es primordial separar el curro de mi vida privada. Curro de mierda pero que no afecte a lo que me pasa fuera. Ahora, que si se juntan cosas chungas en los dos lados, pues ahú voy, de cabeza.

    Date tiempo para reflexionar sobre lo que de verdad necesitas y quieres. Y mímate, conecta contigo misma y con lo que de verdad te apetece. Ánimo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Vamos a por esos objetivos! Podemos y nos los merecemos porque nos sentiremos mejor.

    1. Cuidar-nos.

    ResponderEliminar
  3. Te veo muy bajuca. No es que te lo diga la alegría de la huerta precisamente, pero si necesitas algo de mi persona sabes donde encontrarme.

    Espero que todo se encamine pronto. Keep calm!
    Besin.

    ResponderEliminar
  4. Como decía el capità Enciam: "els petits canvis són poderosos". Así que ánimos con esos pequeños cambios! seguro que te sentarán genial y te ayudarán a ver la cosas más claras.

    ResponderEliminar
  5. Esos pequeños cambios me parecen muy saludables todos... menos uno: cambiar Internet por libros, ok, pero ¿¿¿por videojuegos??? :-O

    ResponderEliminar
  6. Bueno no parece dificil no? poco a poco eso sí, de golpe todo al final se queda en nada.

    ResponderEliminar
  7. Yo empiezo a pensar, que esta es una sensación generalizada de la sociedad...

    Buenos propósitos!

    ResponderEliminar
  8. Todo eso se arregla con un metro de cerveza y corriendo junto a 50000 tetas ;)


    V.

    ResponderEliminar