27 de noviembre de 2009

A veces, también reflexiono

Llevo un tiempo pensando, y notando, que esto del blog ya no es lo que era antes para mí. Tranquilas, no es un post de "voy a cerrar el blog".

Pero sí es cierto que ya no tengo tiempo, ni tampoco muchas ganas, de postear, de contestar a vuestros comentarios, leer vuestros blogs, comentarlos... Una de tres, o tengo menos tiempo porque ahora destino tiempo a las tareas del hogar (puaj), o porque salgo más que antes (eso es bueno), o porque me estoy desenganchando (en el sentido de adicción) de internet (lo cual dudo, pero bueno).

No sé, hay veces que me siento agobiada, abrumada, la fama cuesta! xD
Ahora en serio, llevo unos días intentando desconectar del mundo blogueril porque me absorbe un poco. Muchas historias, muchas cosas de las que estar pendiente... y no puedo.
Tener que mantenerlo oculto a mis amistades no bloggers también me quema un poco. Es como estar dentro del armario blogueril! Yo quiero contar que he conocido gente que me parece estupenda por aquí, y no puedo!

Así que si me véis desaparecida, no sufráis, estoy esperando a que me vuelva la motivación!!!!
Seguro que muchas habréis pasado por esto y me entendéis. Así que... me volveré más irregular quizá, o no, pero no puedo seguir el ritmo de antes, no puedo.

9 comentarios:

  1. Eso nos pasa a todas, creo.
    A veces cansa o no se te ocurre de qué escribir y es normal. Al principio es la novedad, pero luego...
    Buen, aquí te esperaremos
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Siempre pasa, yo creo. Al principio es la novedad, luego poco a poco va dejando de ser novedad y se ve casi como una obligación, y al final te das cuenta de que tu blog es tuyo y te lo follas cuando quieres, así que publicas cuando te apetece, es la mejor parte :P (al menos así ha sido en mi caso)

    ResponderEliminar
  3. entiendo

    y te entiendo xD

    no he vuelto a escuchar a los ratones... nusé... espero que hayan encontrado otro lugar mejor en el que estar.

    buen finde!

    ResponderEliminar
  4. Tú a tu ritmo. Hay veces que quieres contar muchas cosas, otras no tienes de qué hablar, y otras no sabes o no puedes decirlas...

    Con que no te largues a Miami, como los famosetes, no pasa nada ^^

    ResponderEliminar
  5. Pues nada, escribe lo que te apetezca y cuando te venga en gana. Que para eso están los blogs.

    Y lo del armario blogueril... yo hablo a todo el mundo de la gente que conocí por el blog, pero no siempre tienes que decir que tú escribes uno. Basta con decir que los lees.

    ResponderEliminar
  6. La motivación no se ha ido, debe estar caída por ahí, cerca de ti, en algún rincón.

    ResponderEliminar
  7. ¿Qué te voy a decir yo, que estoy peor que tú? A ver si nos vuelve la inspiración, o las ganas, o la manera de compaginar nuestras vidas en diferentes dimensiones... en fin.

    ResponderEliminar