9 de enero de 2010

Han pasado las navidades...

Sin pena ni gloria.
A medida que pasan los años cada vez las vivo (vivimos) más como días normales.

¿Por qué? No sé. Quizá porque la familia es pequeña y no hay ilusión por reunirse, porque nos vemos a menudo.

O porque no hay críos y no hay que hacer parafernalias para verles carita de ilusión, ni somos de regalarnos cosas. En mi casa los Reyes terminamos cuando crecimos, y las navidades empezaron a ser diferentes a medida que han ido muriendo abuelos.

Para mi la navidad ha sido volver a ver a mi yaya llorar después de darnos a los hijos y nietos un sobre con (mucho) dinero, desde que hace dos años el puto impuesto de sucesión se llevó parte de los ahorros de la vida que se había labrado junto al yayo. Y ver llorar a padres/madres o abuel@s es duro.

Para mí la navidad ha sido darme cuenta que la otra yaya cada vez está más y más mayor y que quizá pronto no estará, y eso es una putada de la vida. Y maldecirme a mi misma por pensar que cuando no esté ya no habrá nadie que no sepa que soy bollera (¿y qué coño importa eso en este caso?) y que quedará un piso libre, aunque sea ella misma quien me lo diga.


Para no acabar así de serias, para las preocupadas hoy he podido ingerir un poco de sólido sin llorar aunque siga teniendo dos bolas de ping pong por amígdalas, y que me da hasta penilla tener que retirar el frikibelén de Playmobil!!!
Cuando sea rica tendré una habitación con estanterías con cliks de Playmobil, entre otras cosas.

Soy una nostálgica.



Esta noche quizá me conecte al chat, porque asíN de salú no voy a salir.

4 comentarios:

  1. aish, pero ahí están ustedes para seguir detrás de ellas y hacerles compañía mientras sigan aquí ^^

    que se cure pronto esa amigdalitis!

    besitos :)

    (space invaders!! xD)

    ResponderEliminar
  2. Yo tampocoo celebro la navidad, soy testigo de jehová.




























    xDDDDDDDDDDDDDDDDD

    En fin, a mi cada vez me da más asco, la celebro más con mis amigos. la familia se encarga de dar los regalos extras del año.

    ResponderEliminar
  3. graciaaaas!
    a ver si te pones ya buena...aunque ser hetero sería peor, imagínatelo!

    un heterobeso!

    y tu bolso es total

    ResponderEliminar
  4. Tu descripción de la Navidad me ha recordado a la mía con mi familia. Ver llorar a tu abuela (porque el abuelo se ha ido este mismo año) cuando acabas de tomar las uvas, no, no es sano. Ser pocos en la familia y aún así, no verte ni por Navidad, solo para tratar asuntos de herencias, tampoco es muy agradable. Pero bueno, así son las cosas y así hay que tragarlas.

    Creo que me conecto demasiado tarde al chat y estáis todas durmiendo xd

    ResponderEliminar