25 de enero de 2010

Los pesados del bus

Después de toda la vida con el metro como medio de transporte habitual, hace un año que estoy conociendo a la fauna que viaja en bus. De mis viajes a las 8 de la mañana, muerta de sueño, lo que más me irrita es un grupo de maris con las que suelo coincidir, que no se callan en TODO el trayecto (45 minutos), cuando yo soy de no me hables hasta que me haya puesto en marcha y sea persona.

Este finde se ha colmado el vaso. Porque otra cosa que ODIO es:



Esquenopuedo. Ayer, un autobús doble sólo 4 personas, una pareja delante, una detras y yo. Pues dónde se va a sentar la señora que se subió, que por otro lado era el triple de ancha que yo? A mi lado. Pero a ver. Es que no lo entiendo. Ponte la mochila encima, lee como puedas, encoge las piernas... en fin. Un cabreo descomunal.

Domingo mañana. Lo mismo. Apenas gente. Frío, mucho sueño,  trabajar en domingo, y además, la regla, o sea, sumatorio de estos factores igual a mala leche a la enésima potencia. Un chico hindú me cede el paso al subir y se sienta.... efectivamente, enfrente mío. Saco velozmente el ipod y se cambia justo detrás. Peor. Toc Toc. Me ha tocado el hombro. Ira. Me quito el auricular. Que sí sé catalán dice. Que él lo estudia. O algo así creo entender. Segunda pregunta: cómo me llamo. MAAAAAAAL. Él se llama XXX (imposible reproducirlo, ni me acuerdo).
- "No lo había oído nunca" (y yo porqué le sigo la conversación, imbécil de mi).
- ¿Sabes Bollywood? El cine.
- Si sí, pero no he visto ninguna
- No te gusta cine bollywood?
- No veo mucho cine últimamente.
- Escucha.

O sea no. No puede ser verdad que me haya metido su auricular y lleve música bollywoodiense. Qué as-ca-zo. Aguanto el tipo como puedo y me deshago de tan antihigiénica situación. Me vuelvo a enfrascar (lo finjo porque estoy pendiente de él) en la lectura con los cascos a tope y ya no me dice nada más. El chico era guapo y simpático, pero no, no es el momento, ni las maneras ni el objetivo correcto chaval.

Domingo tarde. Momento de probar la táctica "pongo la mochila al lado porque como todo el bus está vacío, se irán a otro lado. Bus doble. Sube una señora y se queda un rato mirando. Hago  que no la veo, luego la miro fijamente y decide proseguir. El hombre de detrás, que pensaba que era el marido pero no, hace los mismo. Al final me pide para sentarse. Señor, hay VEINTE asientos libres detrás. Pues no. Jódete, porque además huele mal.

Y es que siempre hay gente dispuesta a dar por saco, no sé si conscientemente o no.

7 comentarios:

  1. JAJAJA, Señorasqué!

    Sí, conozco esa horrible sensación de gente con la que coincides habitualmente y se creen que por eso tienen algún tipo de lazo "afectivo" contigo y se ven con derecho a hablarte y encima quieren respuesta.

    Por eso es bueno llevar siempre auriculares!

    ResponderEliminar
  2. Pero que mala suerte la tuya, Lena!!!.
    Yo, cuando no quiero que nadie se siente a mi lado, y si el bus está vacío, porque tampoco es cuestión de joder a los demás, lo que hago es sentarme al lado del pasillo y dejar libre el sitio al lado de la ventana. Si además te pones unos cascos con música......ya no creo que tengas ningún problema.
    Mucho ánimo, chica!!!

    ResponderEliminar
  3. Luna se me ha adelantado con la solución, eso y no sentarse nunca en los asientos que no tienen ningún otro delante, que esos son guays, pero llaman al jubilado que da gusto. También intento sentarme en los de un solo asiento, así nadie puede pedirme para sentarse conmigo... y si no hay hueco libre me espero de pie hasta que se libra un asiento en el que pueda viajar sola, SOLA, que es como me he subido al bus >.<

    ResponderEliminar
  4. Pues sí... el transporte público está de pena, oye. Aunque tengo que reconocer que todavía nadie me ha metido su auricular en la oreja... XDDDD.

    Y sí, dan por saco, y son completamente conscientes...

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. a mi me pasa después del segundo café es que soy persona, porque no me apetece mucho hablar cuando me levanto y encima madrugo.. menos mal que no utilizo transporte público..

    ResponderEliminar
  6. jajajajajaja ¡Usa el transporte público...harás amigos!

    ResponderEliminar
  7. Técnica básica. Asiento de fuera... El más pegado al pasillo. Si te piden para pasar, te levantas, les dejas paso y te cambias de asiento a otro más alejado... :P

    Biquiños.

    (Me ha dado por releer todo lo que me había perdido :P)

    ResponderEliminar