29 de marzo de 2010

Distancias

Si pudiera ir a una velocidad cercana a la de la luz, gracias a la Relatividad la distancia se acortaría y se me dilataría el tiempo, así que en un pis pás podría viajar para verla y volver a mi casa. Claro, que a esa velocidad dentro de nuestro planeta ni la Relatividad necesitaría.

No hay día que pase que no me coma la olla del qué pasará. En cómo cambiaría mi vida si dejo mi ciudad y me voy a su casa, en qué tendríamos que hacer si viene ella. Una caca, vamos. Ella me tranquiliza y dice que cuando llegue el momento ya lo pensaremos, que así también está bien porque entre semana hacemos nuestras cosas y no caemos en la dependencia de la pareja bolleril. Ok, guay. Pero anda que no quema conocerse los aeropuertos y estaciones de tren de memoria y el agujero que deja en el bolsillo.

Eso pasa por no cortar de raíz antes de que la cosa se complicara, pero si se está agusto, hubiese sido de gilipollas no aprovechar lo bueno que te trae la vida, aunque con dificultades.
Así que aunque no quiero, aquí me veo siempre, haciendo balances de qué tengo aquí, que tendría allá, qué pierdo, qué gano, cuánto tiempo más se puede aguantar una relación a distancia de manera sostenible.

En fin. ¡Que viene Semana Santa y son 4 días!

9 comentarios:

  1. Como suele decirse el que no arriesga no gana así que...a disfrutarlo y a ver que pasa.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. El que no arriesga no gana... pero estar así mucho tiempo mata...Lo digo por experiencia.

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. claro que sí, pase lo q pase no se arrepentirán ^^

    besitos!

    ResponderEliminar
  4. Mudé de casa, ciudad, trabajo, amigos y familia...hace diez años. No me arrepiento. Cerré la puerta y dije adiós a un ciclo cerrado. No podía hacer otra cosa, porque la vida me convocaba a lo nuevo, urgente.

    Cuando se haga insosteniblemente insoportable la distancia y deseable la convivencia...

    será.

    ResponderEliminar
  5. Bueno bueno! Así que hay una niña en el horizonte lejano? Nostamal, no...
    Podemos pensar con la cabeza, que no está mal tampoco y algo tiene que decir.
    Y pensar en pros y contras, pero puede que llegue un día que lo que te compense más no dependa del número de pros o de contras sino del peso que tengan y como muevan la balanza... cuando duela más que no ilusione se podrá tirar atrás y decir que no. Si sigue siendo al revés.. a por todas!

    ResponderEliminar
  6. No te plantees tantas cuestiones,si quieres darle respuesta a tus preguntas, sigue disfrutando de /con ella y el qué pasará vendrá solo. Felices vacaciones!

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Es casi imposible mantener una relación a distancia, pero tiempo al tiempo!

    Disfruta de las vaca.

    ResponderEliminar
  9. Es casi imposible mantener una relación a distancia, pero tiempo al tiempo!

    Disfruta de las vaca.

    ResponderEliminar