1 de marzo de 2010

Me quedo quietecita


Miles de kilómetros... para verte y para verla. Volvió a ser especial...




Y Salamanca una ciudad preciosa, por lo poco que pude ver entre la lluvia y viento y mi propia nube catarral, con unos anfitriones de lujo.



Ahora tocan semanas de curro, de un poco de relax de aviones (exceptuando una escapada a París) de echarte de menos y de un poquito de tiempo para mí.




Allá en el sur, el cielo añade láminas de azul...
Y esta claridad me hace pensar
Que no tiene límites tu cuerpo
ni orillas el mar.

6 comentarios:

  1. Que bueno que lo hayas disfrutado...
    besos

    ResponderEliminar
  2. Pero qué requetebien! Un cancioncita para tí entonces...

    http://www.youtube.com/watch?v=gq21LYdnrYA

    ResponderEliminar
  3. sí, eh! que nos tienes abandonadas!

    bueeeeeno, que me alegro que os lo paséis tan bien... que es que yo estoy en época rancia y eso xD

    muaaaaah!

    ResponderEliminar
  4. Me alegra que lo pasaras tan bien! a seguir asi niña!

    ResponderEliminar
  5. Me da que estás enamorada.. no sé .. suposiciones mías..

    ResponderEliminar