12 de junio de 2011

Análisis actuación Mónica Naranjo

Seguimos con mujeres, y seguimos con lo musical. Después del análisis de Soraya de ayer, hoy le toca a la divorra Mónica Naranjo. 
Amamos a Soraya, pero idolatramos a la Pantera de Figueres. Es que no se puede comparar. Tampoco os quiero contar mucho, le paso el testigo a Jei que analizará la fauna allí presente y, como yo, ya estaba pensando en un post antes de terminar y todo (es un defecto que tenemos las blogueras, pensar en cómo vamos a escribir un post antes que acabe la acción que estamos viviendo). 

Fuente
Interpretando (aunque no le debe costar mucho, porque lo es) una diva del cine negro, nos ha ofrecido momentos memorables, en los que podríamos haber sido nosotras las que han puesto su cabeza entre sus tetas (y con qué par de tetas ha salido, ¡por favor!) o haberla tenido a tres centímetros de nuestra boca cantándonos en italiano. Falta de previsión.

Sobre la voz poco que decir, ya dije en su momento que nadie grita como ella. Suficiente como para que según como, se ericen los pelos y se empañen las córneas. Cierto que he echado en falta más instrumentación que un piano y que tanto teatro entre canción y canción me ha cortado un poco el rollo, pero ha valido la pena la inversión. Con ella siempre la vale.

8 comentarios:

  1. Ooooohhhh!!! si puedo iré a Murcia a verlaaa. Me encantaaaaaaaaa!

    ResponderEliminar
  2. Yo soy un poco gay pero esto es demasiado hasta para mí xD

    ResponderEliminar
  3. Por cosas como esta odio vivir en el culo de España.

    ResponderEliminar
  4. Me gustaría verla algún día!! :) La considero toda una artistaza con mayúsculas...y más me gusta aún...su lado humano!! :)
    Bsoss

    ResponderEliminar
  5. A mí no me llama. Para gustos...

    ¡Wena semana!

    Bsus de Amp

    ResponderEliminar
  6. A ver si aterrizo. No me entero de lo que pasa más allá de mi vera.

    ResponderEliminar