7 de junio de 2011

Yo misma con mi carisma

Adoro mis lunes festivos. Hago lo que me da la gana, pero en ambiente de laborable, que siempre es más ameno que los domingos. Y no socializar a veces me viene de lujo. Me he levantado activa, así que después de desayunar en la terraza y tomar un poco el sol, he sacado el óxido de la bici y a corretear junto al río. Adoro esa sensación de libertad. Me he homenajeado a la hora de comer con unas chuletas y un vinacho (vermut incluído) y peli. Y pa la calle de nuevo. Me apetecía ver el mar (a veces tengo esa necesidad) así que he pillado el tren a un pueblo costero cercano, libro y cámara de fotos en mano. Y me he dado este capricho (aparte de un cucurucho de café):

¡Unos posavasos monísimos con forma de vinilo!

Volviendo me he acordado de los veranos en otro pueblo costero donde veraneé los 20 primeros años de mi vida aprox. Esos pasteles de fresas en un salón de te con jardín cuando había anochecido, con un hilo musical que hoy nos pondría los pelos de punta de hortera (o quizá no, sería retro-vintage). El tren pasaba cerca y me asustaba, pero los columpios y el gallinero que tenían tiraban más. Esas ranas croando cuando volvíamos a casa, que fueron disminuyendo año tras año hasta desaparecer. Nunca vi la charca. Sustituyeron los campos y huertos por bloques de pisos. El olor que se te quedaba en las manos después de volver de pescar. Y lo más mítico, estar achicharrándote en la cama las noches de agosto, y llegar por la ventana ligeras brisas y la música del organillo casio del baile del hotel de guiris.

Vaya, hacía tiempo que no os soltaba un rollo tan personal. Claro, que podría ser todo ficción. Al fin y al cabo, internet y los blogs están llenos de mentiras.

9 comentarios:

  1. Me quedo con lo de desayunar en la terraza con tomando el solito. Envidia. *_*

    ResponderEliminar
  2. Tú si que sabes... Me encantan los posavasos. Yo es que colecciono vinilos. Si es vinilo de verdad tienes posavasos para los restos...

    ResponderEliminar
  3. Me da a mí que no todo es ficción ;)

    Bsus de Amp

    ¡Buena semana, que empezando así de bien seguro que es más fácil!

    ResponderEliminar
  4. O de verdades absolutas liberados ya por el anonimato...

    ResponderEliminar
  5. Joder, qué envidia... ahora mismo me siento como una presa en la carcel que va tachando los días que le quedan de condena... aoewfjñoias no, no exagero ni ná...

    pero en realidad te tengo envidia pq sabes aprovechar el tiempo libre, xD

    Ah, me has hecho recordar mis veranos, aunqeu tenían cigarras y no ranas. Cigarras y grillos, Y perros de los vecinos, Y los gatos, que les daba por maullar por la noche. Y el tren se oía cuando iba a llover. En fin, a partir del 20 de junio, si un lunes te apetece socializar, avisa, xD, q me apunto a vagar por la ciudad...

    besos

    ResponderEliminar
  6. Eso sí que es vida ^^ A veces pequeñas cosas como esa nos alegran el día. Por cierto, bonitos posavasos ;)

    ResponderEliminar
  7. Me molan los posavasos!!! Están genialess!! :)
    Respecto a desayunar en la terracita...eso es todo un lujo...Calidad de vida!! Y en relación a esos recuerdos de la niñez (independientemente de que sean ciertos o no)...la escena que describes es bien bonita!! :D
    Bsoss

    ResponderEliminar
  8. Cuando quieres venir para tu Openhouse" jajajaja

    ResponderEliminar
  9. Me has recordado a los 16 veranos de mi vida en el pueblo... al principio creo que me lo pasaba bien pero luego cuando ya tenia uso de razón no quería ir por los comentarios que escuchaba en aquel pueblo sobre los catalanes y después de 3 años luchando por no ir a ese pueblo a los 17 me dejaron en casa (quizás fue por que con 15 años en aquel pueblo en 8 días adelgace 10 kilos o por que con 16 en 10 días perdí 15.
    Veranear en un pueblo que solo tiene una calle y encima obligada es una autentica tortura. Hace 5 años que no piso ese pueblo y ni ganas.

    TRUE ][...

    ResponderEliminar