3 de octubre de 2017

Elegí estar sola

Yo elegí estar sola.

Preferí quedarme en una cama vacía a la seguridad de unas buenas noches por whatsapp, aunque fuera 12 horas después de mis buenos días.

Preferí la castidad autoimpuesta a la seguridad de un polvo seguro.

Cuando siento pena y dolor y rabia a la vez, vuelvo en el metro borracha escuchando La Ley Innata de Extremoduro. Ese concierto de Extremoduro al que no pudiste venir y me fui antes que acabara, sola, para mi casa. Nunca antes había dejado un concierto a medias.

Y es que no me gusta dejar las cosas a medias.

Me da rabia que mi verdadero ser se muestre cuando lleve dos birras de más. Cuando soy capaz de abrazar a gente a la que no le di una primera oportunidad de parecer maja. No sé si eso me gusta. Parecer borde y distante al principio y luego que descubran que soy buena gente con un corazón inmenso. Me he llegado a acostar con gente a la que su primera impresión de mí era que los despreciaba, o no les importaba. Era sólo un escudo.

Ese escudo se va haciendo más duro con los años. No me apetece ya darme más para volver a construir mi escudo.

Pero es lo que he elegido.
La cama vacía a la seguridad vacía.

A veces pienso que en mi cabeza mi vida debería ser un cuento de hadas. Pero tengo casi 40 años y no ha llegado. A veces me siento tan fuera de lugar....

Me he perdido muchas veces y me he agarrado a quien me ha dado un poco de cariño. Porque todos necesitamos que nos abrace alguien por la noche. Aunque tú seas bollera y él tenga un pene. Aunque te pida que te abrace de mentirijillas la primera noche y no puedas evitar iniciar una relación. Aunque te diga que no quiere ser tu novia, pero que la abraces, porque las amantes también se abrazan. Aunque no quiera dejar ningún objeto personal en tu casa pero te de más amor en un mes que alguien en muchos años.

Ese primer amor nunca va a volver. Una vez rota la primera ilusión, ya sabes que no hay nadie para siempre.
Lo intentas pero no puedes.
Siempre hay una pega.
Empiezas a aceptar que quizá nunca conocerás a nadie "para siempre".
Aceptas que el para siempre no existe.
Intentas que esa persona siga en tu vida. Pero desaparece o la haces desaparecer porque te duele aunque creas que estás curada.

Y sigues escuchando esa música que descubriste hace 12 años cuando trabajabas ahí. Ahora vuelves a trabajar ahí, y escuchas esa música, y te crees que has retrocedido, o has cerrrado un círculo y vuelves a abrir otro con muchos parecidos. Pero tienes algunas arrugas y algunas cicatrices más. Incluso algún pelo blanco. Ya nadie te hace las cejas. Ya no llevas un anillo de compromiso. Ni una pulsera de cuero de compromiso. El anillo está en el fondo del mar. El cuero, en el fondo del cajón.

Es tu cumpleaños. Me va bien que casi no te importe que te felicite, así te bajo de mi pedestal.

¿Dónde estarás? Fuimos clavos que sacamos mutuamente otros clavos y te casaste con él y te volviste loca, loca. Con Pastora de fondo.

Bebimos muchos gin tonics y follamos como locas con dildos que "sólo he usado una vez" con mi ex. Yo también dije eso, era verdad. Ahora pienso en tirarlo porque no lo quiero volver a decir.
 
Estábamos tan cómodas, y nos queríamos tanto, pero no iba a ningún lugar. Era seguro, que no fácil, ¿sabes?  También hay cosas fáciles pero inseguras. Como subirte en un monopatín en plena pendiente. La hostia es descomunal.

"Yo, que siempre fui a ciegas sin querer ver la verdad. Que nunca abrí los ojos hasta que me fui a estrelllar. No pude evitar. La decepción final".

Tardo demasiado en recomponer los trocitos. Supongo que por eso me cuesta terminar. Supongo que por eso no quiero empezar.

¿Dónde estarás? ¿Existes? Como dice Alejandro, ... y si fuera ella? La misma es diferentes cuerpos.

Como estoy recuperando costumbres o maneras de vivir, como Rosendo, de hace 15 años, me acuerdo de él, lo poco que me gustaba y pensaba que era mi culpa porque era buena persona. De ella, que me abrió tanto los ojos que me volvió del revés y entonces me quedé ciega. De ella, que era incapaz de amar, y yo entonces también, pero me movía  a su antojo. De ti, que me quedaba sin piel en los codos de follar y te quise, pero estabas tan lejos en todos los aspectos. De él, porque no había nada más a mano, y me sentía tan tan sola y necesitaba que me tocara una piel. De ti, que no pudiste quererme como yo necesitaba ni yo era compatible contigo o con tu momento. De tu, que també tenies por a estimar i ser estimada y preferiste huir antes que te dejara yo.

Tengo tantos amigos ahora. Desprenderse de un rol laboral, beber una cerveza y abrazar. No hace falta más. Todos te quieren. Te lo demuestran. Ellos van a sus casa con sus pieles. Tu te vas a la tuya con tu portátil y tu ipod.

Pero lo has elegido tú.
Y no te arrepientes.

Porque por una vez, eres fiel y leal contigo misma.






11 comentarios:

  1. Querida Nosu, justo hoy tenia que leerte. Que exactitud en las palabras.
    Sabes que te quiero y estoy segura que esa piel, definitiva llegará.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que te guste. Quién sabe lo que nos deparará la vida...

      Eliminar
  2. Uf... justo hoy, con todos los miedos arreciando, te leo y me siento tan identificada... Después de mi última relación decidí que tengo una responsabilidad hacia mí misma, la de cuidarme y protegerme incluso por encima de mis debilidades o malas decisiones. Al final, nos tenemos a nosotras mismas Nosu... y es preferible estar bien con nosotras mismas a estar mal con alguien más. Se echa de menos la compañia, vaya que si!! pero a estas alturas no quiero a nadie que no me vaya a querer bien.
    Un abrazo cálido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no se nos olvide nunca esa responsabilidad... qué cierto todo lo que dices

      Eliminar
  3. Acabo de salir de una sesión de coaching. Resumiendo: hoy me quedo con la frase... "Déjate ser como tú eres". Me apetecía decírtelo / decírmelo. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El primer paso, saber cómo somos realmente.. a veces no es fácil!

      Eliminar
  4. Me gusta mucho la honestidad con la que has escrito esta entrada, así, sin tapujos, contando lo que hay. Te deseo lo mejor en tus elecciones, Nosu, y que estas te conduzcan a la felicidad.

    P.D. Han molado mucho los distintos momentos musicales que has ido introduciendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo dicen, los niños y los borrachos dicen siempre la verdad.
      Gracias

      Eliminar
    2. Y los leggins, añadió alguien...

      Eliminar