18 de febrero de 2010

Estoy desenfrenada

No sé qué me pasa últimamente que no puedo dejar de comer. Desayuno 3 veces, como, meriendo, pico algo a media tarde, ceno. Me falta más que me sobra, pero nunca había experimentado esta sensación de estar todo el día con hambre y llevo una ansiedad encima que no puedo con mi vida.

Hoy un niño me ha dicho: "¡he cumplido el sueño de mi vida, ver una célula!". Con recompensas así, cualquiera no va a gusto a trabajar.

Otra dosis de felicidad de hoy, a parte que HA SALIDO UN POCO EL SOL POR FIN y no ha habido retenciones en la carretera, ha sido descubrir que el abrigo que me compré ayer, no tiene relleno sintético, sino que lleva plumas! Qué ilusión me ha hecho, parece que abriga más y todo. Para que veáis cómo miré lo que compraba... en fin, pudo más la emoción de encontrar abrigo cuando ya va empezar la primavera (por lo menos en El Corte Inglés) que otra cosa.


He vuelto a visitar a mi abuela. Parece mentira que tenga en la mente la imagen de cuando tenía 70 años, y cada vez que la veo, que tiene ya 87, parece que no la reconozco. No he actualizado la nueva realidad desde hace casi 20 años. Y a pesar de estar sana dentro de lo que cabe y con la cabeza en su sitio, la veo pajarico pajarico... pobre. Hoy me he visto pensando en cómo decoraría su piso si me fuera a vivir ahí, soy lo puto peor.


Han puesto una peluquería nueva en la esquina de mi calle, siempre que paso veo a la peluquera jovenzuela de espaldas. No sé si será guapa o fea, pero los vaqueros de bolsillos y la camiseta de tirantes le quedan de puta madre.

Para terminar os dejo con un vídeo de Ana Morgade, que tampoco me importaría que me hiciera un par o tres de favores.


9 comentarios:

  1. dicen que la alegria-felicidad da hambre.... ummmm

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Es buenísima!! A mí me pasó eso mismo hoy en el gimnasio... Ains... Hombres...

    Así que te da por comer... A mí cuando estoy nerviosa me da por lo contrario... No como... A veces el cuerpo quiere decirte algo con esas ansiedades, intenta escucharte y sobre todo entenderte.

    Biquiños.

    ResponderEliminar
  3. que bueno!!!


    oye tu! llamameeeeeeeee!

    ResponderEliminar
  4. yo tenía una jefa que estaba buenísima de espaldas, ay.. me has hecho recordarlo, xDDDD (de cara no estaba nada mal tampoco, pero era verla de espaldas... no sé, la forma del cuerpo q tenía era... no sé... xD)

    ResponderEliminar
  5. vaya sueños tiene la nueva generación... no? xDDDDDDDDDDDDDDDDD

    en fin, yo también he pensado el cómo decoraría el piso de mi abuelo... y sí, somos lo puto peor

    ResponderEliminar
  6. Tod@s estamos deseand heredar algo, lo que sea, aunque sea la mala ostia que me pario. Perdón.

    besos guapa!

    ResponderEliminar
  7. El tiempo pasa para todos...

    besotes de esta peke.

    pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe caliente, siempre que quieras...

    ResponderEliminar
  8. Ando igual, me está dando por la bollería industrial, y parece que en todo momento me tengo que dar mi chute de chocolate, no sé que me esta pasando.

    Yo estoy pachucha y cansada, así que es posible que no tenga nada que ver con el estado de ánimo...


    Saludines,
    YoMisma

    ResponderEliminar