26 de mayo de 2010

Biblioteca y helado

Hoy he hecho algo que hacía mucho que no hacía. He merendado un helado que no me ha apasionado, y me he puesto a leer un libro en un parque a medio sol. Anda que no hay niños, como para que se acabe el mundo...

No quería, no podía ir a casa, pero tampoco tenía ganas ni fuerzas de hacer nada especial. Así que he entrado en la biblioteca del barrio, a ver qué otra cosa podía leer para una formación que me han encargado en el curro. He errado entre los libros para terminar leyendo una revista de ciencia de la que no entendía la mitad. He vuelto a mi libro porque me gustaba el ambiente bibliotequil.

Conseguí relajarme un poco.
Que era la intención.

7 comentarios:

  1. la intención es lo que cuenta, yo me relajo haciendo nuding en una toalla arriba del solarium, menos cuando vienen los vecinos de la capital claro jajajaa
    besos

    ResponderEliminar
  2. Yo quizá soy más pesada que un libro malo pero... tengo patas y puedo irme cuando te canses xD

    Así que ya sabes, Nosu ;)

    Cerveza muy pronto, vale?

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  3. entonces funcionó esa búsqueda de tranquilidad espiritual ^^ siempre sienta bien recuperar tu centro un poco, aunque sea un ratito!

    ResponderEliminar
  4. Que recuerdos me trae Pastora...

    ResponderEliminar
  5. hazte a la idea de que te ocuparemos la casa :)

    ResponderEliminar
  6. Hay pocas cosas que no consiga un buen libro.. pienso que en realidad.. sólo una.. tocar.

    ResponderEliminar