28 de diciembre de 2011

Libertad de expresión



En internet existen unos especímenes que se dedican a comentar las noticias que salen en los periódicos digitales, las noticias yahoo... vaya, que siempre que me pongo a leer los centenares de comentarios absurdos que a veces se generan flipo mucho. Flipo porque hay gente que realmente no trollea, sino que tiene ideas muy chungas y peligrosas.

Claro, que con los comentarios de cuando la Etxebarría dijo que dejaba de escribir por culpa de la piratería, me descojoné bastante.

El caso es que esta tarde se ha armado un revuelo en Actuable para que se retirara de algunas tiendas el libro comprender y sanar la homosexualidad, y en 3 horas el Corte Inglés lo ha quitado de su tienda online. Navegando a lo tonto, me he puesto a leer los comentarios de esa noticia en El mundo (claro, de qué me extraño) y lo primero que se dice en estos casos de censura es que se ha atacado la libertad de expresión.

Yo, que me crispo mucho con estas cosas, me pregunto hasta dónde tiene que llegar la libertad de expresión para que los ciudadanos de segunda (mujeres, LGTB, inmigrantes, discapacitados...) podamos vivir mínimamente en paz. ¿Se pueden publicar libros sobre cómo pegar a una mujer sin dejar huellas? (caso real). ¿Se pueden publicar libros sobre cómo matar negros? ¿Se pueden publicar libros sobre cómo abusar de niños y conseguir que no digan nada? Total, sería respetar la libertad de expresión de unos pocos tarados, no?

¿Por qué los retrógrados en cuanto se prohíbe una injusticia (otro ejemplo: las corridas de toros) se llenan la boca con que se ha pisado la libertad de expresión? ¿Para defender lo indefendible?

Ok que los ejemplos que he puesto son delitos (por ley), pero las terapias reparativas para curar la homosexualidad también deberían serlo, sean en forma de electroshock o en forma de libro. 

15 comentarios:

  1. A lo mejor lo que tendrían que sacar es un libro de "comprender y sanar la mente de los intolerantes"...

    De verdad es tan difícil que sigan el vive y deja vivir???

    ResponderEliminar
  2. Uf, me ha encantado. No podías haberlo expresado mejor!

    ResponderEliminar
  3. La homosexualidad no es una enfermedad y por no lo tanto ni necesita cura ni tiene cura.
    La homofobia si es una enfermedad, y existe cura, lo malo es que no quieren curarse.
    Lo has explicado alto y claro.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo.
    Es cierto que has puesto ejemplos que son delitos penados y por tanto no estaría permitido escribir un libro sobre tales temas. Pero vamos, supongo que si alguien escribiese un libro en plan "cómo curar y rescatar a un ferviente cristiano" éstos entrarían en cólera, o si se titulase "cómo conseguir arruinar a tu marido durante el divorcio". Pues eso, que hay cosas y cosas.
    Es cierto que existe la libertad de expresión, pero ya estamos como siempre: la libertad tiene límites y están justo donde empiezan a restarle libertad a otros individuos. Si se fomentan prácticas o ideas que van contra la libertad/integridad de muchas personas, deberían estar prohibidos y penados.

    ResponderEliminar
  5. El problema, para mi, no es que se escriban ese tipo de libros, el problema es que hay mucha gente que los compra y, encima, los lee.

    ResponderEliminar
  6. Mientras la gente siga pensando que la homosexualidad es una opción y no un aspecto más de las personas como tener ojos verdes o ser altos o bajos así nos irá... Por suerte ya lo han retirado de las tiendas donde lo vendían y han tenido tiempo a rectificar.

    ResponderEliminar
  7. eres de los pocos blogs que cuado te pones seria también me gustan tus entradas

    V.

    ResponderEliminar
  8. Estoy con Isa, el problema no esta solo en que se pongan a la venta esta clase de libros, sino que haya gente que los compre, y que haya gente que se dedique a sacar libros a la venta sin pararse a leer de que van, es que la casa del libro y el corte ingles no se paran 5 minutos a leer siquiera la sinopsis?
    Muy buen post, oye ponerse seria tambien esta bien!

    Feliz año!

    ResponderEliminar
  9. V Gracias, la pena es que cuando me pongo seria bajan las visitas :P

    Os dejo un comentario que he visto por facebook que me ha gustado mucho:

    "¿Tan difícil es no confundir el legítimo derecho a la libertad de expresión con el ataque a un colectivo de personas en base a argumentos pseudocientíficos y por la mera razón de su orientación sexual, algo que puede ser constitutivo de delito y que es en todo caso gravísimo? No olvidemos que tratar de cambiar la orientación sexual de una persona es algo equiparable a la tortura. ¿Tan díficil es de entender? Es inadmisible que a partir de un libro se fomente la tortura intentando convencer a la gente de que ser gay es una enfermedad, algo que contradice de forma clara los criterios de la OMS. Cuando un libro hace apología del machismo o de la discriminación racial basándose en argumentos pseudocientíficos, creo que no hay tantas dudas sobre la gravedad que constituye el contribuir a su difusión.

    Parece que los libros son algo sagrado, pero solo son un soporte más, y cuando se sobrepasa una línea es lícito pedir a una empresa importante que en aras de la responsabilidad corporativa no contribuya a fomentar la divulgación de una obra que tacha de "enfermo" a alguien por su opción sexual. Solo se está pidiendo que empresas representativas no lo vendan en aras de una responsabilidad social corporativa que muchas veces va más allá de la mera obligación legal. No se esta exigiendo que se prohíba, y menos que se quemen ejemplares o se de caza a su autor, como insinúa Ricardo Galli con su siempre burda y prepotente demagogia. En el caso de que se quisiese prohibir de forma tajante su publicación, es cuando sería preciso acudir a la vía penal.

    También es curioso ver que muchos de los "defensores de la libertad" que se han posicionado en contra de pedir a grandes empresas que dejen de vender este libro hayan criticado y pedido a una empresa como Telecinco en muchas ocasiones que deje de emitir televisión basura, cuando en ese caso no existe un ataque tan claro a los derechos fundamentales de un colectivo. ¿Qué pasa, que el derecho a la libertad de expresión solo es absoluto en el caso de los libros?"

    ResponderEliminar
  10. La verdad que tienes razon.

    Se deberia perseguir todo lo q se escriba q fomente la incitacion a la vulneracion de derechos de cualquier colectivo.

    Maxime cuando se basan en criterios NO cientificos, ya q la homosexualidad no se hace, se nace asi y no es ninguna enfermedad, por tanto se deberia perseguir cualquier cosa q diga q lo cura, exactamente igual q si alguien escribe q se cura el cancer con caramelos de menta, ya q para empezar es una estafa ya q no es verdad.

    Y la libertad de expresion se debe limitar a lo q es verdad, por tanto, escribir sobre curar algo q no es una enfermedad, como el ser homosexual se deberia prohibir.

    Muy bueno el post.

    Besitos. Fher.

    ResponderEliminar
  11. Que gran verdad. ésto síq ue merece ser publicado y no las mierdas de blogs del país.

    Soy la anónima que criticó la música de ALaska.

    ResponderEliminar