30 de mayo de 2009

Hoy me pongo profunda

Durante muchos años sólo sentí prácticamente una cosa. Amor. Des de que estoy sola, en estos meses he sentido multitud de cosas, algunas que aún no soy capaz de identificar, unas más intensas, otras menos, todas a la vez, de una en una... como un temporal. El desgaste emocional es bastante elevado, y vuelvo a estar de bajón. Es curioso porque cuando estaba con mi novio hace ya muchos años, me atormentaba el hecho que no sintiera apenas nada, cariño, pero no deseo, ni devoción, ni admiración, me sentía mutilada de alguna manera y pensaba que siempre iba a ser así. Ahora que los sentimientos me desbordan cada dos por tres pido tranquilidad. Difícil es encontrar el equilibrio.

Cuando lo dejamos el lunes, pasada la pena inicial, sentí más alegría que tristeza, porque no sé cómo conseguí racionalizar y mirarlo con perspectiva, y deduje que es lo mejor por ahora por las dos partes, y que además, con esta relación de ahora sí ahora no, he ganado más que he perdido. Fue por su parte pero lo he asumido como un mutuo acuerdo. Nos gustamos y es recíproco, incluso durante esta semana ha caído alguna florecilla por las dos partes (como cuando la bombilla que hace un último brillo antes de fundirse), pero falta algo que hace que no se pueda dar un paso más. Cuando se termina se suele decir lo típico de “podemos ser amigas”, pero esta vez lo creo con firmeza y ojalá pueda producirse. El no lanzarse del todo a la piscina ha hecho que tengamos que dejarlo, pero también ha evitado que el tropezón sea más gordo y me hunda en la miseria. Al contrario, me ha catapultado hacia otro estado emocional, como cuando un electrón salta a un nivel energético superior.

Pasé toda la semana bastante bien, con el optimismo de haber sacado la parte positiva al asunto, sorprendiéndome a mí misma de la capacidad de dominar sentimientos y echar palante por mi propia supervivencia. Han pasado cinco días y empiezo a estar de bajón, supongo que se mezcla el cansancio con la soledad, y el deseo. La echo de menos en todos los aspectos, menos en el amoroso, que nunca hubo. Me ronda por la cabeza que quizá se abre ante mí una etapa de encadenar fracasos, o no fracasos, sino relaciones sin una trascendencia más allá, y visto cómo me engancho a las personas porque me vuelco demasiado en ellas, no me apetece. ¿Podré evitar caer en la tentación de dejarme querer? O no, quizá cuando esté más tranquila aparece una mujer cuasiperfecta para mí.

En todo caso he aprendido más de sentimientos y sobre mí misma en este ya casi año de soltería forzada que en toda mi vida.

13 comentarios:

  1. que buena reflexión acerca de lo que has vivido, me identifico aunque yo si me enamoré profundamente y bueno, aun cuando amé mas creo que no perdí nada, sino que gané mucho, e igual que tu me ha toca casi un año de sotería forzada.
    besos

    ResponderEliminar
  2. jo... este post podría haberlo escrito yo jajajaja...

    vaya tela!

    sea lo que sea lo que nos tenga guardado el destino... sonríe siempre.. eso no dejes de hacerlo.. que es gratis!!

    jejeje

    bsos.

    ResponderEliminar
  3. Es lo peor... Me pasa igual que a ti, toda la vida acostumbrada a sentirme culpable por no saber "responder" al cariño de quién estuviera a mi lado y para una vez que sí sé hacerlo... A entregarse a fondo, ir a mil por horas... Y estrellarse...
    Habra que tener paciencia y lo mejor no es esperar a que aparezca la "casi perfecta", lo mejor es aprender a estar en armonía y paz con uno mismo, EL APRENDER A ESTAR SOLA
    Al menos eso es lo que creo mejor, el recuperar ese amor por el propio espacio, el no depender de nadie, al estar bien y a gusto con una misma.
    Bueno, me pillas recién llegada a casa después de estar de fiesta: reflexiva ^^
    Besos y ya sabes, A AGUANTAR EL CHAPARRON!!!!!!!!!!!!1
    Cagoen ¬¬....

    ResponderEliminar
  4. He echado un ratito bueno de lectura. Encantador blog.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Entre las cervezas de anoche, que todavía estoy dormida y y la voz de Ramón que tengo, creo poder afirmar que SI, has estado muy profunda.

    De todas las relaciones se aprende algo, eso está claro. Me voy a la playa.

    ResponderEliminar
  6. Tomártelo con optimismo es lo mejor. Siempre se aprende algo en esta vida. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Y lo que te queda por aprender... Uffff... Pero es bueno... La vida es un paseo por un museo... Los hay que pasan lejos de los cuadros... pero cuando te acercas a mirarlos, afecta, siempre afecta... Y si se te ocurre tocar las texturas, los trazos... acariciarlos... Esas cosas no las olvidas... Y puede que te cortes con la arista de una escultura de estas modernistas que te llama mogollón la atención... Pero... Como dice mi rapero favorito: "Las heridas del alma sólo son experiencias".

    Biquiños, niña, me alegra verte positiva. :)

    ResponderEliminar
  8. Yo, si me permites, estoy orgullosa de ti...por como lo estás afrontando, por como dices que has tomado distancia de alguna manera y racionalizado la situación, ver que os gustáis, pero que ahora, por lo que sea, no es el momento. Cuantas veces pasa, tenemos tantos entresijos por ahí dentro cada uno, que no se dan las circunstancias adecuadas; y es tan importante que os tengáis ese cariño que hace que no sea indiferente el “dolor” de la otra… Es normal que estés de bajón, y que sientas tantas cosas, los jodíos sentimientos son, en ocasiones, muy difíciles de sentir…

    Lo que depare la vida… quién sabe... relaciones con trascendencia o sin ella; la vida, como el amor es un misterio y qué importa si te dejas querer o no. Bueno lo que importa es saber cuando llegue el momento lo que deseas hacer… volcarse demasiado en las personas puede ser duro si sale mal, si; pero cada una es como es y aunque se sufra, es mejor dar el cien por cien que el sesenta, lo vives todo con tanta intensidad que lo bueno lo vives mucho pero lo malo también… pero que quieres que te diga, vivir a medio gas, te hará sufrir menos pero no se saborea ni la mitad... aún así cuida ese corazoncito...

    Y si necesitas cualquier cosa, aquí de alguna forma estamos… aunque sea para tomarnos una cervecita virtual...je Mujer cuasiperfecta… lo del cuasi me ha hecho gracia, jjeje ojalá encuentres aquello que aunque no lo busques, te haga feliz.
    Bueno, un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. siempre se aprnede algo. Y la verdad es que lo has aprendido muy rápido éta vez.
    Un besote y ánimo!

    ResponderEliminar
  10. Fíjate lo has aprendido casi todo y casi nada quieres poner en práctica.
    Joder, quiérete.

    Un abrazo con ceño fruncio!

    ResponderEliminar
  11. profundo es poco... anda niña te mando un abrazo muy fuerte....
    besos

    ResponderEliminar
  12. Yo no me encuentro a mí mismo cuando más me busco. Me encuentro por sorpresa cuando menos lo espero.

    Michel Eyquem de Montaigne
    Escritor y filosofo frances (1533-1592)

    ResponderEliminar
  13. MR, sí, en esta relación sí, en la anterior sí que lo pasé chungo...

    LABRUJAMALA, quizá somos la misma prsona :P Me apunto lo de que reír es gratis

    SWEET, es lo mejor, aprender a estar sola, pero cuando sabes hacerlo, aparece la persona que te toca (no físicamente) de manera especial y vuelves a caer en la trampa...

    SONRISA DE HIPERIÓN, gracias, vuelve cuando quieras

    CRIS, a pasar la resaca en la playa anda xD

    FACTORIZADA, sí, estoy alucinando, de donde me sale este optimismo...?

    ANY,me ha encantado esta metáfora de lo smuseos, genial!!!!!

    VAUGHAN, como siempre genial tu comentario, digno de post

    GARBANZA, ya lo dicen que lo importante es aprender nO? aunque sea a ostias....

    BORDER, que sii mujer que yo lo intento!!!!!!

    VERATZ una abrazo para ti también!

    COQUÍ, así estoy yo, encontrándome por sorpresa

    ResponderEliminar