8 de marzo de 2021

Estoy un poco asíN

Vengo a quejarme. 

Porque mi pareja el resto de la gente me escucha pero no me hace sentir comprendida.


He aguantado bastante, pero confieso que esto de la encerrona municipal e ir con la mascarilla a todos lados y hablar alto con ella (soy profe) empieza agobiarme y a ahogarme. Bueno, no empieza, ya lo estoy. 

He intentado vivir en una realidad paralela en la que no hay noticias y la gente que no ha tenido problemas de salud para de decir: es que no se puede hacer nada, es que estamos secuestrados, es que podemos ir ni a cenar a un restaurante, es que NO PODEMOS NO PODEMOS NO PODEMOS.



QUE YA LO SÉ. VAMOS A CENTRARNOS EN LO QUE SÍ PODEMOS HACER, ¿VALE? 


 

Pues no vale, porque casi toda la sociedad que tiene salud y dinero está en este plan. No me pidais datos, es una percepción.

A esto se le suma que estoy confirmando que lo de trabajar de profe no es para mí. Tras tres años intentándolo, el desgaste mental, físico y emocional es tan grande que creo que el curso que viene tiro la toalla. No he tenido hijos para no tener que aguantarlos, voy a aguantar los de los demás.

Podría poner los motivos pero dará para otro post.


¿AHHHH Y DE QUÉ VOY A VIVIR?


Pues de ahí me viene también gran parte del estrés. 


CAMBIOS, CAMBIOS, CAMBIOS, no puedo con ellos. Buscar trabajo (en este marco incomparable), adquirir nuevas habilidades para estar preparada si surge la ocasión...

Y mientras ropa por doblar, pipis y cacas del cachorro por recoger (ya somos 5 mamíferos en casa), cenas que preparar y platos por fregar (no muchos, que tenemos lavavajillas).

 No me satisface ni el Satisfayer.


Y pienso en los amigos que ya no watsapean ni yo watsapeo, y en qué mierda de estado zombi-apático social nos hemos instalado la mayoría. Que mucho quejarse de no nos dejan hacer, pero cuando se puede, aunque no sea al 100%, no hacemos.

Y pienso en cuando iba a la uni, que qué guay era ser joven. Y tomarse más de dos cervezas y no acabar con una resaca del copón. Y pienso en esas parejas-rollos-novias que lo fueron un rato pero no lo fueron para siempre y que tengo que aguntar el impulso de no ver nuestras fotos o leer lo que escribía sobre ellas, pero a veces caigo. Y escucho nuestras canciones que ya no lo son y me pongo triste.

Y en que me gustaría volver a la psicóloga pero no quiero hacerlo por videoconferencia. Y si es presencial no la quiero con mascarilla, quiero ver su sonrisa y sus gestos enteros. Pero básicamente no voy porque no sé qué mierdas le contaría con esta bola que tengo, no sabría ni por dónde empezar y solo iría porque me escuchara y me diera un poco de deberes.

4 comentarios:

  1. ¡Hola! Empezaré en plan "fan" diciéndote que te leo desde hace al menos 10 años... yo diría que algunos más pero no lo sé exactamente. En aquella época leía bastantes blogs (juraría que hace unos 15 años) y luego siempre he seguido recordando el tuyo y entrando de vez en cuando (¡casualmente hoy que has escrito!). Sigue escribiendo que por aquí una te sigue leyendo ;)

    Dicho esto... puf, ¡qué razón! creo que el sentimiento de agotamiento y hartazgo es general. Yo llevo muchos meses queriendo hacer las cosas bien y con muchísimo cuidado. Sin mi empresa ni trabajo (turismo, ¡yuhu! XD). Y... no trabajar no ayuda nada (mola si estás de vacaciones o sabes que volverás a trabajar de nuevo X día) pero aún así admito que no me puedo quejar porque afortunadamente no estoy en una situación económica difícil. Pero lo que sí estoy haciendo es ir a la psicóloga para cuidar la salud mental, la ansiedad, la apatía que llega a veces... y hacer los deberes que comentas.
    No sabes que contarle pero cuando te sientes ahí... creo que tendrás mucho que decirle. Todo este rollo para animarte a pedir cita e ir en persona, ¡regálatelo! ;)

    Hay que centrarse en lo que sí podemos hacer: ir al psicólogo ;)

    ¡Ánimo!:D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puessss esto empezó el 15 de agsoto de 2008!
      La verdad es que muchos años, sí. Gracias por la fidelidad :D

      La verdad es que me gustaría actualizar más a menudo, pero me he metío más padentro y lo hago más en mi diario personal. Pero la velocidad que me dan las teclas para empezar a vomitar rayadas no es la misma que la del boli jajaj.

      Me alegro que a pesar de no tener curro, puedas ir tirando y sí, haces bien co nesto de la psicóloga... le daré otra vuelta.

      Creo que cada vez que publique algo nuevo lo pondré por tuiter, así que si tienes y quieres seguirme para enterarte, ya sabes.

      un abrazo!

      Eliminar
  2. Ya sabes que nadie te entienda tan bien como yo en el tema trabajar de profe! suerte que ya no lo hago, no soportaría eso de dar clase con mascarilla!

    "Y pienso en los amigos que ya no watsapean ni yo watsapeo, y en qué mierda de estado zombi-apático social nos hemos instalado la mayoría." Me siento totalmente identificada con esta frase. La pandemia me ha quitado las ganas de socializar, me cuesta quedar con gente, me siento apática y sin alegría. Joder que triste! jaja

    Hablas de cambios, nosotras estamos a punto de hacer MUCHOS y no sabemos si vamos por buen camino: hay días que me entra el pánico absoluto y otros en los que me inunda una seguridad obscena.

    Et watsapejo per quedar i t'explico més.

    Petons i segueix bloggejant! ;)

    ResponderEliminar
  3. Darling, ánimo, somos muchas que estamos asiN. Te llamo pronto para tomar un buen vermut.
    Besos

    ResponderEliminar