3 de agosto de 2022

Este finde viene mi ex y terminé Gentleman Jack

Hoy he terminado la segunda temporada de Gentleman Jack. Que a mi, todo lo ambientado en la época victoriana me da un poco de palo, pero la verdad es que he disfrutado esta serie, con el bollodrama justo. Maravillosa interpretación de la actriz principal, yo quiero una mujer con la fuerza de la Lister. Bueno no, que me quizá machacaría, quiero ser como ella.

Malditos bastardos que la han cancelado y ha quedado totalmente abierta. 

Ahora tendré que releer Mujeres que se empotraron hace mucho para acordarme de la vida de Anne Lister.

Hay cuatro intros de las que nunca me saltaba los créditos: Westworld, Stranger Things, Grace & Frankie y Gentleman Jack.  



Ya me queda poquito para mis brevísimas semanas de vacaciones, pero antes vendrá mi ex a visitarme a mi nueva casa.

¿Por qué?

Pues no sé, pasó de ser un encuentro entre varias amigas con ella incluída, las otras se se han rajado y no hemos cancelado el plan.

La verdad es que la semana pasada estuve bastante nostálgica y triste, pensando en ella. Más que en ella, en nuestros momentos. Quizá porque el verano me recuerda a vacaciones, y eran momentos más distendidos (aunque también tuvimos broncas en vacaciones), quizá sea, por el calor, la regla, porque ya no nos comunicamos apenas y hace tiempo que no voy a su casa y veo a los gatos...

Pero bueno, en realidad me ha hecho bien pasar por fin casi un mes sin ir a la ciudad y por lo tanto, a su casa.

Para combatir esos pensamientos he seguido ampliando la lista de cosas que me molestaban o no me gustaban de ella. Desde chorradas de convivencia a cosas más graves.

Ya llevo 66.

Y funciona, aunque me obligue a revisar el pasado. Qué es un checklist y como se debe utilizar?

Pues mientras pensaba en adecentar la casa para cuando venga, se me pasó fugazmente esconder alguna cosa de decoración que tengo que en su momento criticaba. Y que viviendo juntas, nunca llegué a sacar. 

Ya ves tú, como si tuviera que importarme aún el concepto que tiene de mí. Y además, estaría haciendo lo de siempre: dejar de ser yo para agradar a las demás.

Pues no.

Qué rabia haber tenido ese pensamiento. 

 

En el fondo de mi ser también quiero que venga para que vea el casoplón en el que estoy y que ella esté viviendo en un lugar peor que en el que estábamos. Me da un poco de penilla que ella haya tenido que bajar su calidad de vida pagando un alquiler más caro, pero en fin, prioridades de cada una.


Que no es esta mi casa eh, pero para hacerse una idea
 

Sigo con una sensación rara, como si pronto fuera a encontrar novia nueva y esta vez la cosa fluya, vaya bien, podamos hacer muchos proyectos... estoy ilusionada por volver a tener vida parejil. Ahora, todo el proceso de conocer a alguien me da un palo tremendo. Ojalá poder hacer clic y volver a estar en la vida que estaba, pero con otra mujer con la que encaje.

Como también estoy por esta zona de manera provisional y voy de culo, me estoy inhibiendo de conocer a nadie.

Lo bueno desde que vivo sola es que estoy teniendo más orgasmos que en los últimos dos años estando en pareja. 

Que triste, ¿verdad?



1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Olvídate de si es triste o no y disfrútalos! jajaja ¡Ole esa vida independiente! Y da el paso de conocer gente por esa zona... fluye. Ánimo y un abrazo ;)